Entradas

«El Niño Dormido Que Despertó»: Raquis en sesión

Para 2014 comenzó a asomar en la escena tucumana el trío Raquis, liderado por Julián Silva en guitarra y voz, a quien se le sumaron su hermano Emiliano (en ese momento el joven maravilla que estaba detrás de la batería en Zener) y Meli Bonifacio en bajo. El trío debutó a fines de ese año en el Robert Nesta, sobre el final de la grabación de su EP que presentarían en el 2015, y que los llevó a recorrer todo lugar donde se podía tocar en Tucumán en esos años. Pero después de 2017 poco se supo de la banda en Tucumán, hasta que en estos días se publicaron 2 canciones grabadas a fines del año pasado y consideramos que era una buena ocasión para dejar que Julián nos cuente que pasó con la banda en los últimos 3 años, sobre este lanzamiento, su experiencia en la escena porteña y la actualidad. Con ustedes, Julián de Raquis:

Me vine para Buenos Aires en 2017, por una razón laboral más que nada: no tenía un laburo estable allá y ya estaba grande. Fue alrededor de julio de ese año, un mes después de haber tocado en El Emergente de Almagro junto con Meli, en la que fue su última tocada. Emiliano en realidad vino primero, en febrero de 2017, por que venía a estudiar al Conservatorio, el Falla (N. del R.: Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla). Dejamos mucho allá, amigos, familia, que los extraño mucho y más ahora con esta pandemia de mierd@.

Acá con la banda no pegabamos una, no conseguíamos bajista ni a palos. Hicimos campañas de redes sociales, repartimos panfletos y pegamos afiches. Probamos uno que era un desastre, y otros simplemente nos tacharon. Pasamos así casi dos años, hasta que el año pasado conocimos a Guido Maffei a mediados de abril y desde ese momento volvimos a tener un empuje. Tocamos en «Liverpool«, y en un local que se llama «La Octava» para un concurso de bandas (dentro del jurado estaba Eduardo De La Puente) y pasamos una primera instancia y después no pasamos en la ultima, pero nos sirvió para conocer otras bandas  Con una de esas cerramos el año en Palermo, con los Super Radio. La experiencia no fue buena, en lo que se refiere a las condiciones, y el destrato, pero no renegamos por que sabemos que son cosas que también nos pasaron en Tucuman. Al menos fueron unas 40 a 50 personas. 

También en estos años conocimos a algunas bandas que están buenas de acá. Y con algunos tenemos una amistad, como The Sun Makers (con quiénes compartimos sala), Smilodon, Súper Radio, Avetrueno, entre otras.
El 2019 concluyó con un proyecto que nos habíamos propuesto, que era hacer una Live Session con músicos de acá: Agus y José de Avetrueno, Oliver de Bigger y Piru de Zavaleta, una cantante solista muy conocida en las jams. A Oliver lo conocí por que es mi luthier y vive cerca de mi departamento. A los Avetrueno los conozco por que fui muchas veces a verlos, son una gran banda y de a poco nos fuimos conociendo. Piru la vimos en algunas jams que se hacen en la escena y vino recomendada por otra banda que nos gusta, Mas Que UnoFue una hermosa jornada, grabamos todo en vivo y de allí salió nuestro último sencillo que fue el que sacamos el domingo pasado. El estudio es hermoso, gigante, y la gente que trabaja en Camaron Brujo son de lo mejor, me refiero al trato, la paciencia, con decirte q llegamos y ya tenian todo microfoneado, unos capos.

En 2020 la pandemia nos cagó todo. Estamos haciendo el disco con José Sánchez de Avetrueno como productor, usando gran parte del material que grabamos allá con Ramiro Rodriguez y que quedó trunco mucho tiempo. Si Dios quiere tendremos algo de eso para subir en Octubre, y estamos preparando un cover que sale en esta semana por Instagram (N del R: es My Sacrifice, de Creed) . Eso es todo amigos!