Entradas

Fabian «Cocina» Cosiansi

Edad: 52

Apodo: «Cocina»

Instrumento: Batería, guitarra y voz

Banda Actual: 180º

Bandas que militó: La Insignia de la Rosa Blanca, La Insignia, Coda, El Escuadrón de la Reina, Chevrolet 56 y Trilogía.

Gustos Musicales: Hades, La Banda de Rock n Roll, Vital Juventus, Karma Sudaca, etc

 

 

Anécdota

Hay un momento muy lindo de La Insignia, cuando salíamos a tocar por muchos lados, en Buenos Aires, Salta, Santiago, Córdoba, en fin… muchísimos lugares. Afines de los ’90, puede haber sido a fines del 98′, nos invitan a tocar en Santiago capital. La cuestión es que vamos y nos damos con un festival ultra-mega-re contra heavy, Metallica era ABBA a la par de los coches que estaban ahí jajajaja.

El lugar era fantástico, una casa vieja que la hicieron como un antro del rock; vos entrabas y era un terreno enorme con una construcción vieja que abarcaba casi toda una cuadra y al fondo había como un anfiteatro natural, lleno de gente y todos heavys, nosotros nada que ver ni en imagen ni en la música, si bien sonábamos fuerte, La Insignia era una banda Grunge.

Llegamos y nos recibe un grupo de anfitriones, y dicen… «ahí están los tucumanos, vengan muchachos por aquí», íbamos caminando y no recuerdo bien porque pero quedo solo en medio de todos los heavys y me dicen «venga maestro por acá» y me llevan a un lugar al costado de la casa. Había como un sitio baldío y una construcción en demolición, caminamos como 50 o 60 metros por medio de la oscuridad y me dicen «acá hacemos un ritual, tiene que probar un par de cosas como una bienvenida».

Nos vamos acercando y empiezo a ver un foco encendido y humo, cuando llegamos al lugar me encuentro con un gordo enorme, de 2 metros para arriba, pero joven, yo lo veía changuito a él, pudo haber tenido 20 años, pero era inmenso. Estaba en cuero, solamente con un chaleco negro (heavy mal) y con un cuchillo tipo Rambo jajajajaj. Estaba preparando un asado en la parrilla y estaban chupeteando los vagos, eran 3 o 4, «venga maestro esta es nuestra sala V.I.P. antes de ir a tocar y tenemos consideración a los que vienen de lejos, como usted».

Yo en ese momento estaba empezando mi vida de vegetariano (hasta el día de hoy lo soy), y viene el gordo con el cuchillo y corta un pedazo de asado (a todo esto no había una puta verdura), y agarra una botella cortada con un litro y medio de Fernet hasta arriba y me dice «¡¡¡Tome!!!», y yo en esa época tomaba cerveza y no era muy del Fernet, pero no me quedo otra que hacerle un taco al Fernet. Cuando quiero dejar el vaso me dice «¡no! ¡¡¡tome más!!!», le doy otro saque y me dice, «ahora pruebe esta delicia» y me da un pedazo de asado que parecía un ladrillo, yo le estaba por decir que era vegetariano y el gordo cambio la cara y me interrumpe diciendo «Tiene que comer maestro», y comencé a masticar algo re duro (el vegetariano) y los vagos en un silencio inhóspito me miraban como yo hacía el esfuerzo de comer jajajaja.

Ellos me miraban con cara de «cómo lo está disfrutando» y yo en realidad lo estaba padeciendo, ¿cómo decirle no al gordo enorme con el cuchillo en la mano y rodeado de heavys que ni conocía? jajajaja. El gordo era buenito pero metía mucho miedo jajajaja. Después me abrazo y me dice «gracias por no despreciar, este es un gesto de amistad».

Al final subimos a tocar y estuvimos lo más heavy posible jajajaja. Le dijimos al sonidista que nos de más volumen, nos pusimos una pilchas más acorde al lugar. Nosotros parecíamos los Parchis a la par de las bandas que tocaban, al día de hoy no se por qué nos invitaron jajajaj

La Insignia – Esconderme