Entradas

Refrescarnos La Mente: el sello Viajero Inmovil y su conexión con Tucumán

Sorprendió a todxs saber que ya estaba en las tiendas digitales, y tiene su versión en físico, un doble CD con material de La Pequeña Banda de Trícupa. Una de las tantas pequeñas deudas de la historia del rock tucumano se acaba de saldar, y quisimos saber quienes eran los responsables.

Para la nota que salió la semana pasada nos contactamos con Felipe Surkan, dueño de Viajero Inmovil, el sello que llevó adelante esta edición, y nos contó más de lo que entró en esa nota. Acá, Felipe nos cuenta de su amistad con Esteban Cerioni.

A Esteban lo conocí a principios del nuevo siglo, en uno de sus tantos viajes a Buenos Aires. Luego de uno de sus shows con Redd, me hizo conocer su música inédita de Redd Land (Esteban Cerioni Band) y juntos editamos en formato CD el álbum “De tiempos pasados”, en septiembre de 2004. Años más tarde, publicamos en el 2009, el álbum debut de Redd, “Tristes Noticias del Imperio” con nuevos bonus tracks y un espectacular arte gráfico diseñado por Esteban.

Cada vez que él venía a Buenos Aires, me escribía antes y nos encontrábamos, para hablar de lo que más nos gustaba, la Música. Es más, en una época distribuía los discos del sello en Tucumán. Su muerte nos golpeó muchísimo, el “Gordo” era un tipo con fuertes convicciones, a veces muy terco, pero era muy humilde y afectuoso. Atesoro algunos regalos muy importantes que él me ha dado, como por ejemplo, la imagen original de su álbum Redd Land. Recuerdo perfectamente nuestro último encuentro, muy entusiasmado en sacar un álbum triple, su último sueño que quedó truncado.

Hace poco hablé con Luis Albornoz y deseamos completar algo que ya había sido pactado con Esteban, y es editar el segundo disco de Redd “Cuentos del Subsuelo”. Así que quizás, sea nuestra próxima producción en CD. El álbum digital ya fue subido a las tiendas digitales hace unos dos años atrás con nuevos bonus tracks.

(De La Pequeña Banda de Trícupa) Conocía la procedencia de sus músicos, su gran actuación en el B.A.Rock 71 y parte de su música. Luego de su show “Re-unión” del 2002 en Tucumán, yo distribuía sus CDs en nuestro sitio www.viajeroinmovil.com (N. del R.: también distribuye discos de Syderalus, Zener y se encargó de la edición del disco de Fraktal).  Dos años más tarde, en el 2004, se presentaron junto a Redd en Buenos Aires, allí los conocí a todos personalmente. Pero al hacer la investigación (corroborada por Luis Albornoz), tenemos una historia más completa.

Hace muchos años que estoy trabajando con el sello, pero mucho más como distribuidor de Música Progresiva Argentina. Siempre siento un placer especial por los rescates sonoros, recuperar parte de nuestro patrimonio cultural, es siempre una gran satisfacción.

Se Rescató Una Joya – La Pequeña Banda de Trícupa Llega al CD

En los albores de la década del ’70 comenzó a gestarse en el Jardín de la República, un movimiento cultural y artístico conocido como Rock, todo gracias al auge de las nóveles bandas Manal, Almendra y Vox Dei, se inicia un período que comienza a reunir a la juventud que expresaban con voz propia un sentir local y conformando un núcleo artístico pequeño pero a su vez importante en cuanto a su aporte a la nueva cultura, a partir de estos grupos musicales.

Fue así que surge La Pequeña Banda De Tricupa (también conocida como Banda Tricupa o simplemente a secas, Tricupa), pionera dentro del Rock de su provincia, nace conjuntamente con todo un movimiento artístico el cual participaban teatristas y poetas, gestado a partir de la obra teatral “Picnic”, cuya música incluía canciones de Rock.

Integrada por ex-miembros del grupo Los Fantasmas, Oscar Imhoff  en guitarra / voz y Juan Escalante en batería / voz que se unen con músicos del disuelto grupo Los Sabuesos, Atilio “Papucho” Díaz en bajo y Luis Albornoz en guitarra, sumando al compositor, guitarrista y cantante Roberto Giambastiani.

Luis nos cuenta algo al respecto, de aquellos años en Tricupa

Todo era a pulmón. Con las novias, amigos y nosotros mismos como pegatineros o buscando la entrevista radial para llevar gente. En el ’72 fue la parte más progresiva y de arreglos muy jugados, ya que casi no había info de bandas progresivas. Yes lo conocí ese año de casualidad. Además pocos teníamos instrumentos importantes. No había sonido. Usábamos equipo de conferencias Philips con columnas de metal. Si había buenos micrófonos. Nosotros hacíamos sonar bien cualquier cosa. En el ’74, ya sin batería, fuimos telonero de Aquelarre. Creo nos prestaron sonido solo para cantar. Oscar sufría con una criolla con cuerdas de acero y mic de contacto muy básico. Giamba usaba una Yamaha electrica de media caja creo que enchufada en el sonido. Con Papucho, el bajista, si sonábamos mejor. Él tenía un Fender Precisión muy lindo y yo una Gibson Les Paul Gold Top de 1970. Pero todo era muy intenso. Así en el mundo. Los mega sonidos y luces no existían en ningún lado. La gran diferencia era que el público iba a escuchar. Y luego debatía resultados. Todos eran parte de todo. La publicidad era boca a boca. Había mucha actitud y una grieta enorme con la música comercial. El show del 72 se grabó con un grabador de cassette chiquito con mic incorporado. En el 74 con un grabador de cinta abierta de dos canales con dos mics al aire. Nunca tuvimos amplificación de instrumentos. Lo que se oye salía por los mics de las voces. Esteban fue quien grabó los shows en vivo en aquellos días, como fan del grupo. Por su cuenta. Nadie se lo pidió. Gracias a eso contamos con la información.

Teníamos una deuda moral con nuestra historia y la seguridad que podíamos lograr algo interesante. Además una fuerte produccion y terminar el trabajo en un estudio de EEUU. Había que hacerlo. Grabamos casi todo lo que hicimos con Tricupa y algunos bonus trucks de Giamba. Mucho material, para poder elegir. Logramos un acuerdo posible con gente maravillosa como Felipe Surkan, del sello independiente de música progresiva Viajero Inmóvil. Más todo el esfuerzo de Carlos Capdevila, baterista y productor, y Esteban Cerioni en edición y preproducción de las pistas y el material histórico. Gran trabajo de Esteban, quien además interpretó el bajo con los arreglos originales en las tomas de estudio, porque Papucho tenía problemas de salud y se había retirado de la música hacia mucho tiempo.

El disco de 2004 se grabó en Tucumán con José Alarcon. Cerioni fue fundamental, porque conocía en profundidad todo y supo tomar decisiones correctas. En EEUU el trabajo de Capdevila fue muy importante, ya que el reside allá hace muchos años y es baterista de bandas. O sea conoce todo sobre el tema.

Esteban, además de tener las grabaciones, sabía todos los arreglos porque el aprendió a tocar el bajo viéndolo a Papucho. No hay nada escrito. Los demás tenemos muy buena memoria musical en gral. Al no estar escrito, complicó un poco explicar al resto, como tenía que ser. Sobre todo las partes de Juan Escalante, que siempre fue un músico tremendo y adelantado a su tiempo. Pero ensayamos tanto, que nos acordamos todo en detalle hasta hoy. Lo mejor fue que por fin pudimos tocar con instrumentos de primer nivel. Y el sonido es otra cosa. Suena de verdad, porque así fue compuesto. Creyendo en cada cosa que se nos ocurría y profundizando lo que solo nosotros sentíamos.

Carlos Capdevila (batería), Luis Gómez Salas (teclados), Melina Imhoff (Voces y Coros) y Federico Falcón (percusión) interpretaron lo que ya fue compuesto y aportaron su importantísima experiencia en hacerlo sonar como en aquellos días. No es fácil, ya no se hace eso, hay veces que es una expresión de deseos. En aquel tiempo no había teclados polifónicos ni percusión eléctronica. Tampoco pedales de guitarra. No había a quién preguntar ni de quién aprender por estas tierras. Cambió mucho todo, para bien, en ese aspecto.

Es un orgullo tener ese material, que en sus diferentes partes, constituye un documento único de ese gran momento del despertar artístico de los 70.Fuimos pioneros de la fusión de estilos que tiene la banda. Desde 1971,cuando la arme,ya empezó a sonar así. Tricupa fue un gran protagonista,porque rompió el viejo molde, y abrió la puerta de todo lo que ya pedía pista en nosotros.

Luego nos pusimos en contacto con quien hizo realidad este rescate, Felipe Surkan, mediante su sello discográfico «Viajero Inmóvil Records» publicando el disco en todas las plataformas online y nos contó como surgió todo esto

Todo esto surgió hace poco tiempo y pronto vio la luz. El año pasado comenzamos a trabajar junto a mi amigo Gustavo Bolasini  (conductor del programa radial “El Retorno del Gigante”, dedicado en exclusivo al Rock Progresivo)  en un proyecto de investigación, con la idea de escribir un libro acerca de la Música Progresiva Argentina. A mediados de octubre del año pasado, estuvimos indagando la biografía de LA PEQUEÑA BANDA DE TRÍCUPA. Justamente Gustavo me comenta la existencia de las grabaciones de estudio del año 2004. Algo que nuestro amigo en común, Esteban Cerioni, nunca me había dicho o no le presté atención. Solo faltaba masterizarlo. Al escucharlo, no dudé, esto debía ser editado…

Desde largo tiempo atrás, yo tenía un par de shows en vivo, sin mucha data y con poca calidad sonora. Esteban me lo había pasado, pero no le había dado real importancia como para editarlo. Pero a su vez, cuando Gustavo me pasa cuatro shows en vivo de principios de los años 70’s con el sonido mejorado, allí mi entusiasmo creció en hacer una obra más global. Al escuchar nuevamente las cintas, inmediatamente pensé en agregar más música y hacer un disco doble. Todo ese material en vivo fue rescatado por nuestro querido “Gordo” Cerioni.

A fines del año pasado me contacté con Carlos Capdevila, quién era el productor musical del material de estudio y le propuse hacer la edición de un CD doble, que contenga el disco del 2004 y luego escogí varios temas de dos shows, los primeros 11 canciones del show junto a Aquelarre, que hicieron en del 13 de septiembre de 1974 en el Club Caja Popular de Ahorros de Tucumán. A continuación siguen otros temas de concierto hecho en julio de 1972, en el Teatro del Circulo de la Prensa. Se incluyeron muchas canciones que no fueron grabados en el estudio. Lo interesante era escuchar como sonaban en vivo, a pesar de no tener un sonido 100 % en calidad. Para este disco en vivo, se pidió la autorización de los músicos, algo que aceptaron casi de inmediato. Una vez hecha la selección y el orden de los temas, masterizamos ambos discos. Contando con el aval de todos los músicos que aprobaron el material a editar.

Iniciamos el proceso de producción en los primeros meses del año, ya para marzo se mandó a fabricar. Pero por culpa de la pandemia, su lanzamiento se atrasó bastante, recién hace un mes que tenemos el álbum “Ayer y Siempre” listo para la venta. Se editó en formato físico CD doble,  que contiene la música de uno de los primeros grupos de Rock del interior de nuestro país. Una joya que merecía ser escuchada. Se destacan estas bellas canciones con muy buenos arreglos vocales.

Tengo clientes y colegas en muchos países, a los cuales les envío constantemente los CDs editados en Argentina. Supongo que La Pequeña Banda de Tricupa es algo que les va a interesar, ya que tiene un alto nivel de Psicodelia Hard, Rock Progresivo y Folk, muy similar a Almendra o Aquelarre. Éste es el tipo de bandas que a la mayoría de los fanáticos del género le gusta, principalmente los de época. Los más fervientes oyentes que poseen los discos de Redd, tienen la información de que algunos de sus músicos pasaron previamente por Tricupa, o sea, que en el ambiente más especializado conocen de su existencia.

Hace casi 20 años que tengo el sello VIAJERO INMÓVIL Records,  y un poco de tiempo más, distribuyendo Música Progresiva de Argentina hacia el resto del mundo. Desde su inicio en el año 2002, hubo varias ediciones que se produjeron por algo mágico: raras circunstancias o por consecuencia de hallazgos impensados.  Siempre pienso que estoy destinado para hacer este trabajo…