Entradas

Se Rescató Una Joya – La Pequeña Banda de Trícupa Llega al CD

En los albores de la década del ’70 comenzó a gestarse en el Jardín de la República, un movimiento cultural y artístico conocido como Rock, todo gracias al auge de las nóveles bandas Manal, Almendra y Vox Dei, se inicia un período que comienza a reunir a la juventud que expresaban con voz propia un sentir local y conformando un núcleo artístico pequeño pero a su vez importante en cuanto a su aporte a la nueva cultura, a partir de estos grupos musicales.

Fue así que surge La Pequeña Banda De Tricupa (también conocida como Banda Tricupa o simplemente a secas, Tricupa), pionera dentro del Rock de su provincia, nace conjuntamente con todo un movimiento artístico el cual participaban teatristas y poetas, gestado a partir de la obra teatral “Picnic”, cuya música incluía canciones de Rock.

Integrada por ex-miembros del grupo Los Fantasmas, Oscar Imhoff  en guitarra / voz y Juan Escalante en batería / voz que se unen con músicos del disuelto grupo Los Sabuesos, Atilio “Papucho” Díaz en bajo y Luis Albornoz en guitarra, sumando al compositor, guitarrista y cantante Roberto Giambastiani.

Luis nos cuenta algo al respecto, de aquellos años en Tricupa

Todo era a pulmón. Con las novias, amigos y nosotros mismos como pegatineros o buscando la entrevista radial para llevar gente. En el ’72 fue la parte más progresiva y de arreglos muy jugados, ya que casi no había info de bandas progresivas. Yes lo conocí ese año de casualidad. Además pocos teníamos instrumentos importantes. No había sonido. Usábamos equipo de conferencias Philips con columnas de metal. Si había buenos micrófonos. Nosotros hacíamos sonar bien cualquier cosa. En el ’74, ya sin batería, fuimos telonero de Aquelarre. Creo nos prestaron sonido solo para cantar. Oscar sufría con una criolla con cuerdas de acero y mic de contacto muy básico. Giamba usaba una Yamaha electrica de media caja creo que enchufada en el sonido. Con Papucho, el bajista, si sonábamos mejor. Él tenía un Fender Precisión muy lindo y yo una Gibson Les Paul Gold Top de 1970. Pero todo era muy intenso. Así en el mundo. Los mega sonidos y luces no existían en ningún lado. La gran diferencia era que el público iba a escuchar. Y luego debatía resultados. Todos eran parte de todo. La publicidad era boca a boca. Había mucha actitud y una grieta enorme con la música comercial. El show del 72 se grabó con un grabador de cassette chiquito con mic incorporado. En el 74 con un grabador de cinta abierta de dos canales con dos mics al aire. Nunca tuvimos amplificación de instrumentos. Lo que se oye salía por los mics de las voces. Esteban fue quien grabó los shows en vivo en aquellos días, como fan del grupo. Por su cuenta. Nadie se lo pidió. Gracias a eso contamos con la información.

Teníamos una deuda moral con nuestra historia y la seguridad que podíamos lograr algo interesante. Además una fuerte produccion y terminar el trabajo en un estudio de EEUU. Había que hacerlo. Grabamos casi todo lo que hicimos con Tricupa y algunos bonus trucks de Giamba. Mucho material, para poder elegir. Logramos un acuerdo posible con gente maravillosa como Felipe Surkan, del sello independiente de música progresiva Viajero Inmóvil. Más todo el esfuerzo de Carlos Capdevila, baterista y productor, y Esteban Cerioni en edición y preproducción de las pistas y el material histórico. Gran trabajo de Esteban, quien además interpretó el bajo con los arreglos originales en las tomas de estudio, porque Papucho tenía problemas de salud y se había retirado de la música hacia mucho tiempo.

El disco de 2004 se grabó en Tucumán con José Alarcon. Cerioni fue fundamental, porque conocía en profundidad todo y supo tomar decisiones correctas. En EEUU el trabajo de Capdevila fue muy importante, ya que el reside allá hace muchos años y es baterista de bandas. O sea conoce todo sobre el tema.

Esteban, además de tener las grabaciones, sabía todos los arreglos porque el aprendió a tocar el bajo viéndolo a Papucho. No hay nada escrito. Los demás tenemos muy buena memoria musical en gral. Al no estar escrito, complicó un poco explicar al resto, como tenía que ser. Sobre todo las partes de Juan Escalante, que siempre fue un músico tremendo y adelantado a su tiempo. Pero ensayamos tanto, que nos acordamos todo en detalle hasta hoy. Lo mejor fue que por fin pudimos tocar con instrumentos de primer nivel. Y el sonido es otra cosa. Suena de verdad, porque así fue compuesto. Creyendo en cada cosa que se nos ocurría y profundizando lo que solo nosotros sentíamos.

Carlos Capdevila (batería), Luis Gómez Salas (teclados), Melina Imhoff (Voces y Coros) y Federico Falcón (percusión) interpretaron lo que ya fue compuesto y aportaron su importantísima experiencia en hacerlo sonar como en aquellos días. No es fácil, ya no se hace eso, hay veces que es una expresión de deseos. En aquel tiempo no había teclados polifónicos ni percusión eléctronica. Tampoco pedales de guitarra. No había a quién preguntar ni de quién aprender por estas tierras. Cambió mucho todo, para bien, en ese aspecto.

Es un orgullo tener ese material, que en sus diferentes partes, constituye un documento único de ese gran momento del despertar artístico de los 70.Fuimos pioneros de la fusión de estilos que tiene la banda. Desde 1971,cuando la arme,ya empezó a sonar así. Tricupa fue un gran protagonista,porque rompió el viejo molde, y abrió la puerta de todo lo que ya pedía pista en nosotros.

Luego nos pusimos en contacto con quien hizo realidad este rescate, Felipe Surkan, mediante su sello discográfico «Viajero Inmóvil Records» publicando el disco en todas las plataformas online y nos contó como surgió todo esto

Todo esto surgió hace poco tiempo y pronto vio la luz. El año pasado comenzamos a trabajar junto a mi amigo Gustavo Bolasini  (conductor del programa radial “El Retorno del Gigante”, dedicado en exclusivo al Rock Progresivo)  en un proyecto de investigación, con la idea de escribir un libro acerca de la Música Progresiva Argentina. A mediados de octubre del año pasado, estuvimos indagando la biografía de LA PEQUEÑA BANDA DE TRÍCUPA. Justamente Gustavo me comenta la existencia de las grabaciones de estudio del año 2004. Algo que nuestro amigo en común, Esteban Cerioni, nunca me había dicho o no le presté atención. Solo faltaba masterizarlo. Al escucharlo, no dudé, esto debía ser editado…

Desde largo tiempo atrás, yo tenía un par de shows en vivo, sin mucha data y con poca calidad sonora. Esteban me lo había pasado, pero no le había dado real importancia como para editarlo. Pero a su vez, cuando Gustavo me pasa cuatro shows en vivo de principios de los años 70’s con el sonido mejorado, allí mi entusiasmo creció en hacer una obra más global. Al escuchar nuevamente las cintas, inmediatamente pensé en agregar más música y hacer un disco doble. Todo ese material en vivo fue rescatado por nuestro querido “Gordo” Cerioni.

A fines del año pasado me contacté con Carlos Capdevila, quién era el productor musical del material de estudio y le propuse hacer la edición de un CD doble, que contenga el disco del 2004 y luego escogí varios temas de dos shows, los primeros 11 canciones del show junto a Aquelarre, que hicieron en del 13 de septiembre de 1974 en el Club Caja Popular de Ahorros de Tucumán. A continuación siguen otros temas de concierto hecho en julio de 1972, en el Teatro del Circulo de la Prensa. Se incluyeron muchas canciones que no fueron grabados en el estudio. Lo interesante era escuchar como sonaban en vivo, a pesar de no tener un sonido 100 % en calidad. Para este disco en vivo, se pidió la autorización de los músicos, algo que aceptaron casi de inmediato. Una vez hecha la selección y el orden de los temas, masterizamos ambos discos. Contando con el aval de todos los músicos que aprobaron el material a editar.

Iniciamos el proceso de producción en los primeros meses del año, ya para marzo se mandó a fabricar. Pero por culpa de la pandemia, su lanzamiento se atrasó bastante, recién hace un mes que tenemos el álbum “Ayer y Siempre” listo para la venta. Se editó en formato físico CD doble,  que contiene la música de uno de los primeros grupos de Rock del interior de nuestro país. Una joya que merecía ser escuchada. Se destacan estas bellas canciones con muy buenos arreglos vocales.

Tengo clientes y colegas en muchos países, a los cuales les envío constantemente los CDs editados en Argentina. Supongo que La Pequeña Banda de Tricupa es algo que les va a interesar, ya que tiene un alto nivel de Psicodelia Hard, Rock Progresivo y Folk, muy similar a Almendra o Aquelarre. Éste es el tipo de bandas que a la mayoría de los fanáticos del género le gusta, principalmente los de época. Los más fervientes oyentes que poseen los discos de Redd, tienen la información de que algunos de sus músicos pasaron previamente por Tricupa, o sea, que en el ambiente más especializado conocen de su existencia.

Hace casi 20 años que tengo el sello VIAJERO INMÓVIL Records,  y un poco de tiempo más, distribuyendo Música Progresiva de Argentina hacia el resto del mundo. Desde su inicio en el año 2002, hubo varias ediciones que se produjeron por algo mágico: raras circunstancias o por consecuencia de hallazgos impensados.  Siempre pienso que estoy destinado para hacer este trabajo…

 

Tucumán En Cinta – Parte 1

Algunos de los que hacemos TucumanRock hicimos nuestra entrada en la escena, de una forma u otra, desde mediados de los 80 en adelante. En este espacio seguramente contaremos cosas que vivimos como testigos y hasta como protagonistas, pero… ¿qué pasa con los primeros 20 años de rock en Tucumán? Algún día investigaremos el porqué de que no haya una historia escrita aún, pero lo que hoy nos ocupa es empezar por hacer una revisión de las grabaciones en algo así como 30 años de rock tucumano, cuando el acceso a estudios y a una edición del material era muy difícil, casi una gesta heroica.

Primer material de nuestra historia por Los Fantasmas

Empecemos con el primer simple, el de Los Fantasmas, editado en 1970. Según consigna Esteban Cerioni en su blog Reddland (lamentablemente discontinuado) fue editado por el sello Parlophone EMI con el código 1233. Los Fantasmas fueron esencialmente una banda de covers y para este simple compusieron “Hombre Solitario” y “El Precio de la Vida”. Esta segunda formación de la banda incluía a Oscar Imhoff, Juan Escalante, Oscar Buriek, Carlos Gordillo, Chiquín Medina y Jorge Tobchi.

Los Fantasmas – Fuente: Efecto Burbuja

Los Bang con otro simple

El segundo simple llegaría en 1971 con Los Bang, la banda de Hugo Marcantonio formada en 1965 que también tenía un repertorio de covers y algunas canciones propias como Juan Siglo XX y Si Consigues, las incluidas en el simple. Siguiendo con la información del blog, fue presentado en el cine Plaza un domingo a la mañana, horario que hoy parece atípico pero era algo muy usual en la época. Los Bang habían tocado en la primera edición del festival B.A.Rock, donde llamaron la atención de los productores de Odeón, que editaron el simple con el código DTOA 8684 (info del blog de Esteban, por supuesto). Las canciones se grabaron en vivo en 2 canales en los estudios porteños de la filial argentina del sello que editaba a The Beatles. Según el mismo Esteban, junto a Los Sabuesos y Los Fantasmas “componen la triada de monstruos sagrados de pioneros del rock tucumano”. Además de Marcantonio, esta formación de Los Bang incluía a “Negro” Palacios, Perico Migliorini, Humberto Rava y Raúl Baralo. Ninguno de estos dos simples fueron reeditados en CD, y están descatalogados.

Los Bang – Fuente: Efecto Burbuja

El primer Long Play, a cargo de Redd

El primer LP, esto es “disco de larga duración”, sería «Tristes Noticias del Imperio«, de Redd, el entonces trío de Luis Albornoz, Juan Escalante y Esteban Cerioni. Lo grabó el portugués Da Silva en los Estudios Netto, en Buenos Aires, en 20 horas, tiempo record. Siguiendo el ejemplo de sus amigos de M.I.A. (Músicos Independientes Asociados, colectivo de la familia Vitale) se hizo todo de manera independiente, siendo uno de los pocos ejemplos de auto-producción discográfica de la época no sólo en Tucumán sino en el resto del país (Bs. As. incluida). Grabado y editado en 1978, ya convertido en objeto de culto llegaría al CD a través de una edición internacional del sello brasilero Progressive Rock y una edición 30 aniversario por el sello Viajero Inmóvil.

Portada del primer disco de Redd

Otra creación de Redd

La segunda formación de Redd (esto es Albornoz, Cerioni, Oscar Imhoff, Marco Pusineri y Juan Pollo Raffo) grabaría “Cuentos del Subsuelo” en Octubre de 1979 nuevamente en Bs. As. y reincidirían  con el portugués Da Silva como ingeniero. Pero este disco no tuvo más que una tirada en cassette, hasta que el sello Progressive Rock hiciera justicia en 1996 y lo editara en CD.

Portada de la edición en CD del 2do disco de Redd

Flux edita un LP

En el verano de 1987 Hugo Marcantonio y Luis Albornoz, junto a Ana María Frías, Patricia Ahualli, Pedro Gómez (otro ex Bang) y Raúl Aybar, bajo el nombre de Flux, grabarían el segundo longplay de esta crónica (y único de su breve historia): Detrás del Humo. Se grabó en los estudios Moebio, en Bs As, y fue editado a fines de ese año en cassette y LP en el sello Allen Records bajo el número AR-1002. El disco se presentó ante un Teatro San Martín colmado, con sonido y luces alquilados especialmente de la empresa de Héctor Starc, como solían traer las bandas importantes que visitaban la provincia. A Flux corresponden los primeros videos de difusión del rock tucumano, en realidad unas tomas de la banda (ya con Chechi Bazzano reemplazando a Frías en los teclados) haciendo playback en los viejos estudios de Canal 8 de Salta y Delfín Gallo, que rotaron hasta el cansancio en ese canal y hoy deben dormir en alguna estantería. Tampoco fue reeditado en CD, y si bien está descatalogado, se pueden encontrar algunos vinilos de segunda mano en Mercado Libre.

 

Detrás del Humo, de Flux. Publicación de Mercado Libre

 

Sirva esta primera nota como introducción; en una segunda parte escribiremos de algunas otras grabaciones posteriores, estudios, etc. Pero en algo así como 20 años de rock en Tucumán, encontramos tan poco material grabado y editado. ¿La falta de estudios en la provincia es el motivo? Si Redd pudo… ¿por qué nadie más lo hizo? Antes de que lo digan, eran años difíciles, si.

Como dijo alguna vez Gustavo Rowek: “Con el Rock lo primero que se pierde es la memoria”. Así que están por demás invitados a sumar datos y corregir lo que hayamos pasado por alto. Contamos con ustedes, amigos.

PD: Visiten también el blog de Homero Sanchez, Efecto Burbuja, que en su momento se ocupó de las primeras bandas del rock tucumano, además de bandas nuevas y otros artículos.

 

Eduardo Marcé