Entradas

Maxi López – Se Viene El Primer Disco De «Los Inspectores»

A muy poco tiempo de la edición del primer disco de «Los Inspectores«, el nuevo proyecto del gran Maxi López junto a otros grosos como lo son Gabriel Diaz Enrico (Bajo, también en Hades), Lucas de León, Carlos Agüero y Leandro Abdala. Nos juntamos con el para hablar sobre este proyecto y de algunas cosas de su pasado que me interesaba que sepan.

Contame cómo fueron tus comienzos, ¿qué escuchabas, cómo fue que te metiste en la música?

Comencé escuchando la música que escuchaban mis viejos, probablemente tenia unos 7 años. Ellos escuchaban mucha música romántica nacional más que nada, de todo eso me gustaba mucho «Sandro» y después «Abba».
Después de esto un amigo me trajo un cassette que tenia grabado de un lado rock nacional y del otro lado «The Wall» de Pink Floyd, y ahí se abrió otro mundo para mi.
Hasta que conocí a Los Beatles por supuesto. Y justo cuando disfrutaba muchísimo su música, lo matan a Lennon en 1980; por ese motivo lo de Lennon fue tremendo para mi, ya tenía 12 años.

¿Tuviste alguna banda antes de Hades

Si, mi primera banda se llamaba «Vida 14». «Vida» por Sui Generis y 14 porque era la edad que teníamos. Estaban Tony Molteni, otro amigo que no se dedicó a la música que se llama Gustavo Palacio y yo. Gustavo era el único que tenía guitarra y una doble casettera así que era nuestro ídolo.

Jajajajaja si de una, en aquella época era así…

Si, jajajajajaja

La mayoría de la gente conoció o supo de Hades, por su gran repercusión, pero no muchos conocen de aquella anécdota en Buenos Aries sobre un concurso que perdieron por no tener teléfono o algo así, ¿Podrías contarme?

Fue el Yamaha Band Explosion del año 1990 si no me equivoco, aunque soy malo para recordar bien fechas. En Buenos Aires, en esa época eran un despelote las lineas de teléfono y nosotros vivíamos en un departamento donde nuestra linea estaba cruzada con la de otra persona. Una noche estábamos escuchando la Rock and Pop en Bs. As. y el locutor dice que nos habían estado llamando porque habíamos ganado el concurso (si ganábamos íbamos a poder grabar nuestro primer LP), pero nunca pudieron encontrarnos. Así que creo que el lugar se lo dieron a los que venían segundos, que no recuerdo si eran los Tren Loco.

Hades

Gustavo Coronel (bateria), Daniel Amani (guitarra), Gabriel Diaz Enrico (bajo), Maxi Lopez (guitarra) y Tony Molteni (voz)

Cuando me enteré de esa anécdota no lo podía creer jajajaja. Debe haber sido una frustración tremenda en aquel momento…

Tratamos de ir a ver si teníamos alguna oportunidad más, pero no, ya era tarde… Era nuestra gran oportunidad de grabar el disco.

Se que estuviste en una primerísima formación de Juez Dredd con Daniel Amani, Pipa Ogayar y Raúl Aybar; hiciste un par de shows y te fuiste, ¿que recordás de eso?

Si, incluso el nombre Juez Dredd es por mi, ya que en ese momento compraba una revista de Rock Pesado en donde venían unas paginas con el comic. Me pareció buenísimo como nombre para una banda y así quedo. Estuvo muy buena esa banda, hacíamos algunos temas nuestros y algo de Temple of The Dog y de Living Colour. Recuerdo que habíamos logrado sonar como queríamos y también fuimos a Bs As a participar del Yamaha Band Explosion; pero yo decidí salir del proyecto más que nada porque estaba en ese momento ya interesado en otra música.

Tremenda banda…

Hablemos de «Los Replicantes», que después se llamaron «Los Duplicantes» y luego terminó como «Sapodenso» . Me gustaría saber más de esa etapa.

Todo fue viniendo un poco de lo mismo, con Los Replicantes solo hacíamos covers y estaba Dario Souza que tocaba el bajo y hacía coros, Mario Marquez en guitarra, Carlos Aguero en batería y yo en guitarra y voz. En algún momento quedamos sin Dario porque creo que formó Burritos y empezamos a buscar bajista, pero la verdad que pasaron un montón y todo era complicado, así que decidí tocar el bajo yo, ahí quedo Sapodenso. Eramos un power trío que pienso que estaba bueno pero nos faltó madurar los temas y la música. Personalmente me encantan los riffs que es capaz de tirar Mario y sus solos, ni hablar…

Un groso Mario…

Sapodenso

Mario Marquez (guitarra), Carlos Aguero (batería) y Maxi Lopez (bajo)

A fines de los ’90, tocaste el bajo en un proyecto de folklore de Viviana Taberna que no recuerdo como se llamaba…

Con Vivi tocábamos en un grupo que se llamaba Chacara, fue muy hermoso para mi tocar con ellos que ya tenían armada la banda y yo llegué como invitado una vez a tocar el bajo en un par de temas porque lo conocía a Fernando Abdala que era el guitarrista. Llegué y no me fui más, jajajaja.
Aprendí mucho con ellos musicalmente y logramos cultivar una gran amistad también. Para mi Chacara eran como los «Pink Floyd» del folclore de proyección de esa época.

También tocaste como invitado permanente de «La Insignia» en 2000/2001, cuando se había ido Mario. ¿Cómo fue todo eso? ¿Cómo se dio? ¿Qué vivencias te dejó?

En La Insignia toqué de invitado la guitarra pero siempre estuvo Mario tocando, después al final de La Insignia pasé a tocar el bajo y el hermano de Dario la otra guitarra; pero fue muy poco, nunca fui parte de la banda en si, fui más bien el productor artístico de sus discos del que solo se editó el primero. Me gustaba mucho La Insignia, tenían muy buenos temas y tocaban muy bien.

Es una de las bandas que me gustaría que se reúnan aunque sea para una única tocada, ¡¡¡que banda!!!

A mi también me gustaría que se reúnan, pero está difícil. Por lo menos de que arreglen y saquen algunos temas de su segundo disco (que nunca salió), tenía temas buenísimos.

Ahora contame de «Los Inspectores», un nuevo proyecto junto a un ex compañero en Hades, Gabriel Díaz Enrico. ¿Cómo se formó, qué están haciendo? Se que sale dentro de muy poco el primer disco…

Si este es mi proyecto actual, junto con Carlos Aguero (también en Sapodenso) que es el baterista con el que toco ya casi de toda la vida; Gabriel que por suerte toca el bajo!, jajajajaja; Leandro Abdala que es tremendo guitarrista y ahora se sumo Lucas de León que tiene una voz alucinante.

Los Inspectores

Leandro Abdala (guitarra), Maxi Lopez (guitarra y voz), Carlos Aguero (bateria), Lucas de Leon (guitarra y voz) y Gabriel Diaz Enrico (bajo)

Si, me enteré que entro hace poco Lucas a la banda…

Los Inspectores surgió medio de casualidad porque yo venía muy metejoneado con la música surf, especialmente con una banda que se llama «The Straitjackets», que son los que me hicieron retomar el amor por las guitarras más limpias; así que armamos la banda para tocar en una fiesta esos temas de ellos que nos gustaban mucho, y la verdad que nos salía bien y sonaba bárbaro todo. Hasta que un día llego sin pensarlo nuestro primer tema que es «Se Que Quizás» (esta el video en Youtube) y eso nos cambió totalmente y empezamos a componer nuestra música.

¿Por qué decidieron poner un guitarrista y cantante más a la banda?

Se dio un poco sin pensarlo, a Lucas le gustaba la banda y lo habíamos invitado una vez a que cante en vivo con nosotros un tema que a él le gusta mucho, siempre hubo buena conexión con él, como si fuese uno más de la banda.
A fines del 2018 nos juntamos los 5 a tocar en nuestro estudio y salió «En Tus Huesos», ahí nos dimos cuenta de lo que había entre todos.
Lucas tiene un registro mucho más alto que yo, y los timbres de nuestras voces se amalgaman muy bien. Él toca otros instrumentos además de guitarra y como estamos incorporando algo de sintetizadores y guitarras acústicas (y sumando todo lo anterior) era la persona ideal para que entre a la banda, así que fue una gran incorporación.

Los Inspectores Feat Lucas de León – En Tus Huesos

La idea es que canten en dúo o que cada uno tenga su tema?

Por ahora, estamos cantando entre los dos.
Pero como los temas ya estaban compuestos antes que entre Lucas, soy el que más canta en este momento, hay unos cuantos temas que cantamos a medias y hay uno que es «El Tiempo Dirá» que lo está cantando Lucas.
Creo que le queda super bien a su voz ese tema, ahora estamos terminando de mezclar el disco con los temas que teníamos antes de que él entre en la banda, el canta casi todos los coros, pero la idea es empezar a componer para que cada uno cante sus temas, y que cantemos algunas cosas entre los dos también.
Esto ya quedará para nuestro segundo disco.

Los Inspectores – Se Que Quizás

¿Vos te hiciste cargo de toda la grabación?

El disco ya está grabado, estoy tratando de terminar las mezclas y nos faltan algunos arreglos, espero que esté en un par de meses, ya quedó todo registrado.

Yo me hice cargo de las mezclas más que nada, ensayamos mucho y todas las bases están tocadas en vivo. Después pasamos todo a PC y agregamos las voces, las guitarras acústicas, percusión, sintes y algunas eléctricas también.

¿Cómo viene la mano con la composición de los temas? ¿Quién o quiénes componen?

A los temas los componemos entre todos, últimamente comenzamos con una idea y la vamos armando en los ensayos, lo grabamos y vamos viendo como suenan los arreglos y en base a eso, que cosas les puede sobrar o faltar.
A las letras por ahora las estoy componiendo yo.

¿Tienen pensado hacer algún show de presentación de la placa?

Si, por supuesto. Cuando tengamos listo el disco vamos a pensar en algo que esté bueno para presentarlo. Calculo que será a mitad de año.

Estoy esperando  ese álbum; por los adelantos que escuché hasta ahora, va a ser genial!!! 

Si, seguro te vamos a tener al tanto y a toda la gente a la que le gusta la banda.

Buenísimo Maxi, gracias por tu tiempo…

Gracias a vos por todo, esto nos ayuda para expandir nuestra música, para que la gente conozca y se entere de lo que estamos haciendo.

Genial!!!!

 

PD: se viene alto disco!!!! Atentos!!!!

Hasta la próxima viejas!!!!

Alvaro de la Vega

 

Un Lugar Donde Me Sienta Feliz: Peces Gordos y los 20 Años de Corazón de Blues

Ya habíamos contado en otras oportunidades sobre grabaciones en el rock tucumano. Desde los simples de Bangs y Fantasmas, pasando por los discos de Redd, demos y producciones independientes, hasta llegar al CD de 448 en 1996, al que seguro también le debemos una nota.

Sin desmerecer los compilados editados en CD, “Una Historia Diferente” de 1995 y “Rock a Toda Vida” de 1997 (del que verán que tiene algo que ver con lo que contamos hoy), tomemos entonces al de 448 como el primer CD de una banda tucumana, sigamos con el que sería el segundo CD, el de Pipa Ogayar, “Nada, Nada, Nada”, editado en 1997. Pero llegaría 1998, y con él 4 bandas, fundamentales en esos años, que asumirían la tarea de poner en plástico y aluminio sus primeros trabajos: La Insignia, Peces Gordos, La Banda de Tu Hermana y Karma Sudaca.

Comencemos entonces por Peces Gordos, el primero de los cuatro en grabarse. Con ustedes, “Corazón de Blues” a 20 años.

Portada de «Corazón de Blues»

Cómo se armó la banda:

Luis d’Orieux (Batería): La banda la armamos en un pub que se llamaba “La Rambla” (era como un subsuelo en la calle Corrientes entre 25 y Laprida), yo estaba como encargado ahí de la parte musical. Ese fue el comienzo de Los Peces, en el año 1993, y en el ’94 nos afianzamos como banda.

Pablo Pacífico (Voz): la banda está formada desde principios del ’94. La formación se empieza a consolidar en el ‘95/96 y comenzamos más seriamente con los temas nuestros.

Ricardo Iguana Abregú (Bajo): Yo entré al mes de que se formó la banda, reemplazando a Pedro Gómez.

Chechi Bazzano (Guitarra): yo creo que entré en el ’95, y para el ’96 ya estaba la banda armadísima, con Cachi, Iguana, Pablo y el Gordo, y con Vampiro incluso, que estaba en esa época.

Luis: Cachi es de Santiago del Estero e iba a todas nuestras tocadas, hasta que un día estaba entre el público, lo invitamos a subir y le propusimos pertenecer a la banda.

Cachi Pajón (Teclados): Yo ya venia de Santiago haciendo otras grabaciones con mis bandas de allá, con grupos de folclore, de guaracha, pero yo me vengo a Tucumán por Los Peces.

Luis: Panchito se subió a zapar una noche en Rosario de la Frontera y no se bajó más

Pancho Gómez (Saxo Alto): En enero de 1997 Silvio Mercado (N. del R.: baterista de varias bandas desde los ‘80s) los llevaba para Rosario De La Frontera (mi ciudad) y hablando con ellos sobre intentar cambiar un poco el sonido de la banda e incorporar un saxofonista, Silvio les dice que justo adonde iban estaba de vacaciones un saxofonista que cursaba en Tucumán. Me presenté en la prueba de sonido y quedamos de acuerdo en las canciones en las que iba a participar esa noche. Salió todo bien y terminando la noche me invitaron a tocar con ellos el siguiente fin de semana, y después ya me invitaron a integrarme al grupo.

Iguana: A Panchito lo conocimos una vez que fuimos a tocar a Rosario de la Frontera, él es de ahí, y se sumó para siempre. Hubo otros que se sumaban de acuerdo a la necesidad, como Vampiro y Carlitos Anastacio, que grabaron los vientos junto a Pancho.

Eduardo Vampiro Vardiero (Saxo Tenor, invitado): No recuerdo exactamente cuando empecé a tocar con ellos, pero habrá sido entre unos meses antes de la grabación y hasta un año y medio después. Mí participación en Los Peces era exclusivamente en sus shows de ese album. Fui el primer saxofonista.

Contratapa de «Corazón de Blues»

Las Canciones:

Chechi: a fines del ‘95/’96 componíamos las canciones en la casa del Gordo, en la calle Virrey Vertiz, salvo Peces Gordos, que ya estaba hecho, y Para mí, que Pablo ya lo tenía hecho pero en otra versión, era más rápida y yo se la arreglé para que quede como se grabó en el disco. Las canciones salían por zapadas o alguna idea que tirábamos, enseguida Pablo esbozaba una melodía y nosostros se la completábamos, hicimos los arreglos ahí. Para los arreglos de vientos tiraba algunas ideas yo. A las letras, Pablo mayormente las escribía en el ensayo, no sé si fue la de Barrio Oeste II o Patricia Natural, que la escribió al toque y después de cantarla una vez hizo un bollo y tiró la letra, y ya se la acordaba.

Cachi: Cuando entré a la banda tenían 5 canciones propias, Peces Gordos, Mucho Poquitito y Nada, Para mí, y otros 2 que descartamos. Yo era el nuevo y tocaba de otra forma diferente a los anteriores tecladistas. No opinaba absolutamente nada al principio, después empecé a proponer cosas musicales y empezaron a gustar y es como que les empecé a abrir la cabeza y ellos empezaron a abrirme la cabeza a mí. De ahí empezamos a componer algunas canciones. Después me abrieron un poco el camino para que pueda meter composiciones mías, más que nada la música porque las letras las hacía Pablo. Chechi hizo muchas composiciones, Iguana también, era una banda con cabezas bastante polenta, y teníamos carácter fuerte también.

Iguana: Peces Gordos salió en una prueba de sonido que hacíamos antes de tocar en Alto Urquiza, las demás salían en los ensayos.

Luis: en el camino de aquellos viajes, aprovechábamos para ir componiendo y armando temas o sacando covers y armar la lista de temas.

Cachi: Patricia Natural, por ejemplo, salió en Santiago. Había una travesti que se llamaba Patricia; Pablo le agregó el Natural, hizo la letra y se completó todo. Para Mí fue la primera canción que compuso Pablo, cuando tenía 15 o 16 años. Después salió Barrio Oeste II, que fue genial, cuando la terminamos de componer fue como que la canción nos dictaminó sola todos los arreglos. Las canciones iban saliendo así.

Chechi: laburábamos tocando covers y un par de canciones propias, Peces Gordos y Blues de ReMI de Ariel Ortega (N. del R.: ex tecladista), después nos fuimos consolidando como banda de canciones propias. Fue una gran experiencia de composición grupal. Si bien el disco tenía la influencia de Memphis y otras bandas, las letras hablaban de lo que pasaba en Tucumán, o de historias que había vivido Pablo, o los Peces durante las giras.

Los Arreglos:

Pablo: los músicos que estaban eran demasiado buenos, y los arreglos y las formas que les daban a mis letras y a mis canciones primitivas eran grandiosas.

Pancho: Hubo muchos ensayos en lo del Gordo, mucho de dejar volar la imaginación, intercambiar ideas, opiniones, matices. Uno caía con una idea de canción que se estaba gestando, esa idea empezaba a mutar con los aportes de los integrantes, siempre llevando el estandarte Chechi con su conocimiento, tambien Cachi con su formación académica, todos hacíamos lo que podíamos. Luis no tiene formación académica pero tiene mucho oficio, años tocando.

Iguana: lo que más recuerdo es hacer los arreglos de vientos y esas cosas sin saber, no teníamos idea, nunca habíamos arreglado canciones para un disco, lo hicimos todo nosotros.

Vampiro: Imposible olvidar como se hicieron los arreglos. Estaban hechos por Chechi y por Cachi, o sea, intocables prácticamente. Es que es MUY distinto pensar arreglos de vientos si no sos instrumentista de vientos. Las alturas, ligaduras e inflexiones son casi opuestas entre una guitarra y un saxo. Fue (al menos para mí) un dolor de huevos aprenderlos. Y por eso te destacaba que fui el primer saxofonista, a mí me tocó hacer sonar esos arreglos. Fue bastante peliagudo. Cuando entró Pancho (que ya estaba establecido como el saxo titular) fue al mismo tiempo que Carlitos Anastacio en trompeta, y las tres voces ya estaban completamente resueltas. No te olvides que eran arreglos de Chechi «1000 acordes» Bazanno y Cachi Pajón, docente titulado de piano y armonía. En resumen, salvo tocarlos, estaba todo resuelto.

Chechi: La preproducción se fue haciendo mientras planeabamos el disco, fuimos con las canciones bastante aceitadas, los arreglos estaban escritos, los de vientos principalmente. Alguna cosita puede haber salido en el estudio, pero la mayoría ya estaban hechas.

Peces Gordos – Mucho, Poquitito y Nada (clip)

Ya contados los detalles de cómo se fue armando la banda, las canciones y arreglos, llegaría el momento de grabar, y ahí es cuando volvemos al citado compilado “Rock a Toda Vida”. El germen de este CD fue un concurso donde, durante 4 domingos, un montón de bandas tocaron en las instalaciones del shopping de la Terminal y un jurado evaluaba e iba eligiendo las que iban a una fecha final. Algunas bandas no participaron, varias históricas fueron quedando afuera (caso Los Chicles, Juez Dredd, Khatrú, entre otras) y en la última jornada quedaron seleccionadas las que grabarían 1 canción (La Insignia, Hocus Pocus y El Negrex) y las que grabarían 2: Karma Sudaca, Hernán Vallejo con Stradivarius, Casta y Pura, Los Anteojos del Tío Freddy y, claro, Peces Gordos, quienes tendrían sus canciones al inicio del disco (Barrio Oeste II) y cerrándolo (Pollo a $6), aunque no sería la mezcla que escuchamos en “Corazón de Blues” sino que es la que harían los productores sin intervención de las bandas participantes. El compilado saldría editado en 1997. Sigamos con el relato de los protagonistas de esta nota:

Luis: se vio la necesidad de grabar, justo en ese momento ganamos un concurso de bandas, era un compilado de distintas bandas. Fuimos a Santiago a grabar este disco en el estudio “La Mosca”, de Juan Antuz. Nos dieron la posibilidad de grabar 2 temas para el disco.

Chechi: y ahí salió la idea de grabar el disco completo. Cachi ya tenía experiencia de grabar ahí, y los resultados habían sido buenos.

Iguana: Aprovechamos ese estudio porque ahí grababamos las bandas que habíamos ganado el concurso de «Rock a Toda Vida». Esa grabación de 2 canciones no nos costaban dinero ya que la pagaba el shopping de la Terminal, y grabamos las otras canciones.

Cachi: Uno de los productores del compilado era uno de los guitarristas de Virus (Daniel Sbarra), ellos no tocaron nuestro laburo, realmente estábamos haciendo las cosas bien. Fuimos la única banda a la que no le dijeron nada, ni tocaron nada de los controles.

Luis: Varios teníamos experiencia de grabar, pero grabar con Los Peces era algo especial, fueron días muy intensos, porque nos fuimos un viernes después de tocar a la tarde. Al otro día arrancamos a grabar a primera hora, ahí se nos sumaron Vampiro y Carlitos Anastacio.

Cachi: se grabó en 2 fines de semana. Tocamos el viernes en el Shopping de la Terminal, desarmamos y nos fuimos a Santiago, nos quedamos en mi casa, y arrancamos el sábado a la mañana hasta el domingo a la noche, esa fue la primera sesión.

Iguana: Grababamos todos juntos guitarras, baterías, bajos, vientos y las voces, y el resto lo grabó Cachi después, todavía estaba viviendo en Santiago, y después invitamos a Juan que puso un solito. Grabamos como 24 horas seguidas, empezando a las 10 de la mañana de un sábado y terminamos a las 8 de la mañana del otro día.

Pancho: era la primera vez que grababa con una sección de vientos. Yo tenía todavía mi primer saxo, aún con la boquilla original, que nunca es de lo mejor, y estar con ellos que ya tenían su sonido y mucha experiencia fue algo enriquecedor. Grabar los 3 vientos juntos fue un desafío tremendo, más con Juan siendo tan meticuloso, nos hacía escuchar los detalles para poder conjugar a la perfección los vientos y lograr la armonía, los tempos, los detalles, los crecientes y decrecientes.

Arte interno de «Corazón de Blues»

La primera parte de la grabación comenzó el sábado 12 de Abril de 1997, y terminaría el día lunes 14, si bien en el libro interno del CD figura “Entre el 14 y el 16”. El lunes 14 era el día que tenían asignado para grabar las canciones del compilado, que se hacían a un día por banda. En esos días se grabaron las canciones “Peces Gordos”, “Mucho, Poquitito y Nada”, “El Barquito”, “Barrio Oeste II”, “Gato Negro” y “Pollo a $6”. La segunda parte se haría entre mayo y junio, ya sin Vampiro ni Carlos Anastasio, y con Ramón Antuz al comando de la consola, debido a la ausencia de Juan que en esos momentos era el guitarrista de Peteco Carabajal.

Cachi: Después yo grababa los teclados, se grabó el solo de Juan (N. del R: para “El Barquito”) que lo grabó el solo, me mostró varias opciones pero la primera que grabó estaba bárbara. Yo venía tocando con Sandra Diaz Alderete, canta muy bien y era el registro que daba para lo que necesitábamos. En menos de una hora grabó los coros (N. del R: también para “El Barquito”) y estuvo fantástico.

Pablo: A «Para mí» lo grabamos de una sola toma, ninguno quería grabarlo, decían que les sonaba a Macaferri & Asociados. Chechi tarde en la noche decide grabarlo y lo hacemos de una sola toma, ya casi cuando estaba todo hecho. Es una canción que si quedó en el tiempo se lo debe a si misma.

Cachi: En la segunda sesión Chechi se tenía que volver a Tucumán antes, y en una sola toma grabó Para Mí, con una guitarra acústica Yamaha de 12 cuerdas mía.

Cachi: la semana siguiente yo volvía a Santiago y empezábamos las mezclas con Juan, la idea era que sonara como si estuviéramos tocando en vivo. Pero hubo un inconveniente, por que la primera tanda la había grabado Juan Antuz y la segunda Ramón. Si te ponés a escuchar hay algunas diferencias, en el sonido de las baterías más que nada, pero se pudo equiparar. Elegimos el estudio El Pie, de Alejandro Lerner, para masterizar con Sebastián Hillman y Mario Breuer, quedó muy bueno.

Afiche de la presentación de «Corazón de Blues»

Si bien venían tocando sus canciones antes de grabarlas, fueron ganando protagonismo en los shows siguientes a la grabación, sonando en las radios, hasta llegar a la gran presentación oficial del disco, el 8 de Agosto de 1998 en lo que en ese momento se conocía como La Zona (dado que el grupo La Zona lo regenteaba), pero que en realidad es la Sociedad Francesa de San Juan 751. Para esos shows también incluyeron algunos covers (la apertura de Green Onions, What a Wonderful World), las 10 canciones del disco, y algunas canciones nuevas que no llegaron a grabarse (Rock & Roll de Federico, Lluvia de Verano, No Llores Más y Fanky). Ahora esa es la pregunta, ¿por qué no se grabó otro disco?, ¿Qué pasaría de ahí en más con Peces Gordos? Dejemos que la cuenten ellos:

Cachi: Cuando empezamos a ir a Buenos Aires, fuimos a un lugar en San Telmo invitados por la gente de Blues Special, y participamos de un compilado en vivo, grabado por Rinaldo Raffanelli (N. del R.: bajista de Sui Generis, Polifemo, etc). En esa época Chechi ya no estaba, estaban Cuchón y Dani Pacheco. Hubo intenciones de grabar un disco, se iba a llamar Piel & Hueso, ya teníamos el material, pero fue una época en la que tocábamos muchísimo, andábamos mucho de gira, llegamos hasta Bolivia, Buenos Aires, todo el NOA, no había mucho tiempo de entrar a grabar. Nos separamos, y cuando volvimos en el 2012, llenamos el Teatro Alberdi, y decidimos, en vez de grabar un disco, sacar un DVD con ese show. Después empezamos a tocar, se compusieron canciones nuevas, pero nunca pudimos concretar un segundo disco. Y luego se vinieron las ultimas formaciones de Los Peces de las cuales ya no participe.

Iguana: No sé porqué no se hizo otro disco, llegó un momento en que Chechi se fue de la banda, y desde ahí no se produjo más de lo que ya estaba, veníamos tocando mucho el mismo repertorio. Ya estaba cansado, el ambiente musical estaba pudriéndose, muchas bandas de covers con computadoras. Nosotros jamás largamos una secuencia o una pista de nada, con esas cosas se iban perdiendo mis ganas, mi tolerancia hacia situaciones comunes que hay en todas las bandas, pero a veces uno las soporta y después las deja de soportar, fue mi caso, y me fui.

Chechi: Hay nuevas canciones grabadas en vivo, que nunca terminaron siendo un disco. En un momento empezamos a patinar, ya teníamos material para un nuevo disco, por eso termino dejando la banda, yo estaba con muchas ganas de seguir componiendo y otros no tanto.

Luis: teníamos material para grabar varios discos, temas que fueron tocados en vivo y quedaron registrados en video, que seguramente en algún momento los vamos a grabar.

Pancho: se apagó un sueño que cada uno, algunos más otros menos, tenía; una ilusión que se fue dando contra la realidad y se terminó de estrellar cuando el manager (Federico Mainardi) en un viaje a Buenos Aires se puso en contacto con una gente que se iba a hacer cargo de producir este disco y los posteriores, hacer giras, darnos a conocer a otro nivel; llevarnos al plano nacional. Pero nos sugerían que para que esto funcione fuéramos al menos 3 veces al año a Buenos Aires con una estadía de 3 o 4 semanas, lo cual fue una puñalada letal. Cada uno tenía su familia, algunos con hijos chicos, su trabajo, algunos en relación de dependencia. Para mí era abandonar mi objetivo principal de obtener mi título universitario, tenía que dejar mi carrera. Nos cambió a cada uno los sueños, las ilusiones, disgregando esa unión que teníamos, mató la posibilidad de hacer otro disco, nos dimos con que para lograr todo eso teníamos que andar mucho y lejos mucho tiempo. Ninguno estuvo dispuesto a sacrificarse hasta tal punto.

Iguana: Los Peces siguieron tocando mucho tiempo más, y no fue hasta una cena de fin de año de Swan donde nos juntamos con Chechi y Luis y conversando, salió la idea de volver, y concretar cosas que no se habían podido hacer, no sé si por falta de ganas o que, pero se habían dejado de hacer y yo tenía ganas de concretar (ese fue por el motivo por el que me fui, y también el motivo principal por el que me volví a ir). No estábamos concretando nada, teníamos un disco entero listo para grabar y no lo grabamos, querían hacer más temas nuevos y yo quería dejar plasmados los que ya teníamos.

Volante del show presentación de «Corazón de Blues»

Parafraseando a la canción emblema del disco, “Para Mí”, hay momento de su vida como banda que se llevarán hasta el fin. Consultados acerca de su visión del disco con el tiempo transcurrido, fue una constante que mezclaran como ven y sienten el disco ahora con una catarata de recuerdos de su vida en la banda. Tanto que hizo que celebraran los 20 años del disco y surgiera una vuelta a la actividad que solo el tiempo dirá que les/nos traerá (¿canciones nuevas? Disco nuevo? Unos shows y siguen con sus vidas musicales?). Leamos que balance sacan del disco:

Pablo: Creo que el disco tiene el toque  justo de rock pero no tiene un estilo determinado, varía entre rock, funk, de todo un poco pero con la personalidad que tenía en ese momento la banda, que era bastante ecléctica ya que veníamos de tocar de todo. Es un disco que va a quedar en el tiempo como algo de avanzada para esa época, no creo que hay canciones que sean fáciles, más allá de Para Mí que es un acústico, son todas bien elaboradas con letras que dicen algo, con cortes, puentes, remates, creo que es un buen disco. Fue como un parto esperar al correo, recibir las cajas, abrirlas. Tuvo su espera y su misterio eso de hacer un disco, fue una de las cosas más lindas que me pasaron

Iguana: Las canciones me las acuerdo a todas, creo que si nos juntamos ahora a tocar las canciones nos acordaríamos todos. Hay canciones que no están en el disco que me gustan más de las que están. Lo que pasé con Peces Gordos fue una cosa única, increíble, muy divertida, fuimos familia, y de haber sido familia quedamos muy amigos entre todos, nadie se fue peleado con nadie ni con ningún tipo de rencor, nos seguimos viendo, con Chechi tuve una actividad musical intensa, toqué en la banda de Cachi, todos seguimos nuestra parte musical, pero creo que ninguno llegó a tener con sus otros proyectos lo que se tuvo con los Peces, que fue increíble. Hicimos cosas que no recuerdo otra banda que lo haya hecho, salvo La Banda de Rock & Roll (N. del R.: banda de Santiago Caminos de principios de los 90’s) usando escenografía, actores, video

Vampiro: Estuve escuchando algunos temas del disco hace poco, está bien, los Peces siempre buscaron un sonido clásico, que fue logrado. Es un gran disco, con canciones que se instalaron a fuerza de ser excelentes canciones, Y todo Tucumán conoce varios temas de ese álbum. La verdad es que fue una experiencia fundamental en mí carrera, Tanto desde lo profesional como desde lo afectivo, Tocamos en todos lados realmente, incluso giramos con Memphis La Blusera. Y la amistad, el cariño y el respeto con todos los Peces es invaluable e inolvidable para mí

Pancho: no me acordaba que había pasado tanto tiempo, no lo tenía presente, se me vienen todos los momentos encima. Lo recuerdo de la mejor manera, fue una etapa maravillosa, espectacular. El momento de la presentación, y lo que vino después, me trae muy buenos recuerdos; todos los desacuerdos que pudo haber quedan opacados. Estoy muy agradecido a cada uno de la banda de que me hayan dado este lugar y darme todo lo que me dieron

Cachi: En estos años que no estuve tocando con ellos siempre de una u otra forma la gente se acercaba y me hacía acordar. Una vez lo estaba bañando a Balti (N. del R.: su hijo menor), tenía un año y medio, 2, era chiquito. En la casa de enfrente había obreros, que siempre escuchaban radio, y uno cambia el dial y justo estaba sonando Barrio Oeste II.

Luis: “Corazón” fue un álbum sumamente fructífero que nos dio muchas satisfacciones y que además se escuchó en todos lados, hasta tuvimos la oportunidad de ir a tocar con Pablo a EEUU. Nos duró mucho “Corazón de Blues”, 20 años pasaron y se sigue escuchando.

Pablo Pacifico, Iguana Abregu, Chechi Bazzano, Luis d’Orieux, Cachi Pajon

Seguro se están preguntando que están haciendo los Peces con su vida musical, así que acá vamos: Cachi Pajón tiene Mil Castigos (antes llamados Imago, por donde también pasó Iguana), y además acaba de sacar un disco solista instrumental, “Ancestros”. Chechi toca en Tripas Calientes (por donde también pasaron Luis e Iguana) y en C-Nota (con Iguana). Pablo canta Jazz y se presenta como solista acompañado por los Sukampiones (con algunos musicos que pasaron por otras formaciones de Peces). Luis tiene La Pesada del Gordo con músicos muy jóvenes del interior. Pancho vive en La Cocha, divide su carrera de contador entre capital, el sur de la provincia y Catamarca. Iguana toca en C-Nota con Chechi y en Panzones (con su hijo Facundo)

 Concluyamos entonces con un imaginario brindis por estos 20 años de unos de los discos claves de la escena rockera tucumana, de una banda igual de trascendente, mientras esperan la siguiente nota de repaso de alguno de los otros 3 discos que estamos preparando.

 Contanos acá abajo tu recuerdo de “Corazón de Blues

 

Eduardo Marce y Alvaro de la Vega

Tucumán en Cinta – Parte 3

Seguimos recordando algunas grabaciones del rock tucumano en esta última parte de las 3 que componen esta nota.

A mediados de los 90, y con la llegada del ADAT (un sistema de grabación digital en cassette de video SVHS) llegaría el Estudio Suono, donde se grabaron los demos de Lady Penélope, banda que luego se llamaría Los Chicles y también ellos registrarían ahí sus demos y primeros trabajos. En ese estudio luego grabarían El Cuervo, Poder Enano, DEC, y muchos más.

Gerardo Alderete, tecladista de varias bandas durante los 80, comenzó grabando pequeñas producciones en un grabador Tascam a cinta de 8 canales, que también sirvió para grabar el disco perdido (robado, en realidad) de Acertijo. Su próximo paso fue abrir en la planta alta de su casa familiar, los Estudios del Jardín, también con tecnología ADAT, primero en 16 canales y después saltando a 24.

 La Banda de Rock And Roll - Ruleta Rusa - 1992 - TucumanRock

Es en ese estudio (que sigue en la actualidad en el cuarto piso del Ente Cultural) donde se registraron algunas de las grabaciones clave en el primer lustro, como son los cassettes (copiados artesanalmente) de La Banda de Rock & Roll (Santiago Caminos, Luis Corvalán, Victor Fernández, Luis Gómez Salas, Franco Pinna y Chechi Bazzano) y El Negrex & Los Almirantes (Negrex Delgado, Gustavo Parrado, Javier Almirón y José Almirón). Sí, adivinaron, están descatalogados también, pero algunos archivos circulan por ahí.

Una Historia Diferente - Tucuman Rock - La Sesion - La Banda de Rock N Roll - Juez Dredd - 1994 - TucumanRock

Unos años después, en 1994 y en el mismo estudio se registraría lo que es el primer CD y la entrada al mundo digital de la escena rockera tucumana, aunque haya quedado olvidado. Se trata del compilado “Una Historia Diferente”, producido por una empresa de viajes estudiantiles, y que nucleó a Punta Persa (Marcelo Bertolino, José Fernández, Marcelo Ruffino, Gustavo Spindler y Rafa Vargas), La Sesión (Flavio Vazquez, René Darwich, Silvio Mercado, Gerardo Alderete, Cecilia Paliza y Hernán Soria), el entonces trío Juez Dredd (Raul Aybar, Pipa Ogayar y Daniel Amani), La Banda de Rock & Roll (ya sin Chechi Bazzano) y una suerte de canción institucional del rosarino Lalo de los Santos.

Tucuman Rock Compilado - La Insignia - Juez Dredd - Punta Persa - La Sesion - Peces Gordos - 1995 - TucumanRock

Un año después llegaría otro compilado, pero solo en cassette, llamado «Tucumán Rock», que incluiría a La Insignia (Fabián Cosiansi, Timmy Aciar, Willy Acosta, Mario Marquez y Darío Souza), Juez Dredd (sin Ogayar y con Bernardo Kutscher y Pancho Gonzalez), Punta Persa, La Sesión (Paliza, Vazquez, Alderete, Exequiel Frías y Fabián Falzone) y una de las primeras formaciones de Peces Gordos (Pablo Pacífico, Luis d’Orieux, Ricardo Abregú, Chechi Bazzano, Leo Vera y Ariel Ortega). Grabado en Estudios del Jardín, contiene 2 canciones de cada una de las bandas, quienes financiaron colectivamente la edición.

Para 1996 la cosa avanzaba y llegaría un punto fundamental: el primer disco de 448. También registrado en los Estudios del Jardín, es el primer CD de una banda de rock de Tucumán. Si para ese entonces, a 2 años de su debut, la banda (y su convocatoria) crecía show a show, a partir de ese disco pasaron los límites de la provincia y hasta del país.

Cerramos este repaso acá. 448 marca un quiebre en la época, y merece algunos informes más exhaustivos. Cambió la forma de producir, los lugares donde hacer shows, se abrió el juego a los shows en barrios, y el resto de las bandas se dieron cuenta que era posible editar un CD, algo difícil y desconocido en ese tiempo. Había un público (que siguió creciendo) que empezó a consumir música local e incluso a hacerla. Muchos CDs se editarían en los próximos años y en algún momento se irán comentando en esta página, así que dará para muchas notas más. Además, la cinta no sería necesaria, y nuevas tecnologías y formas de producción harían todo más accesible. Pero eso ya lo saben

Muchas historias resumidas en esta(s) nota(s) merecerán su propia post, o no, y seguro olvidamos demos o grabaciones, que ustedes pueden recordarnos. Porque TucumanRock.com somos todos.

448 - TucumanRock

Tucumán en Cinta – Parte 2

Continuando con el posteo anterior, vamos a seguir ahora con 10 años de mínima edición discográfica. Aunque hubo algunas grabaciones que circularon en forma de producción independiente artesanal, ninguna fue editada en vinilo o cassette de forma industrial.

Si bien en dicho post vimos que entre 1970 y 1987 se editaron 2 LPs (el primero de Redd y Flux), 2 simples (Los Fantasmas y Los Bang) y un disco que quedaría congelado hasta 1996 (el segundo de Redd), existen algunas grabaciones de ensayos y recitales, como las de Trícupa y Redd que se pueden encontrar en YouTube, y seguramente hay más que circularon en su momento y hoy están olvidadas.

A fines de los 80 era muy raro encontrar estudios de grabación. Viene a la memoria solo uno en la calle Frías Silva, que grababa en cinta en 4 u 8 canales (¡ay!, la memoria…) mayormente dedicado a jingles, cumbia o folklore, donde en 1988 registrara su demo Sinfonía 9, la banda de unos jovencísimos Victor Fernandez (Loco Chico), Luis Sucar y los hermanos Fabián y Esteban Marquez. Obviamente, grabar tenía su costo y en pago del servicio, hicieron que Victor cantara un jingle para un supermercado de Catamarca.

Entre las grabaciones que circulaban en ese tiempo estaban algunos ensayos de Arena (Tato Paz Posse, Sergio Giusta, Roberto Madrid), Sistema K (Jorge Rodriguez, Chechi Bazzano, Gustavo Parrado, Gerardo Alderete), Ticket, UT, un show en vivo de Fuzz (Luis dOrieux, Chechi Bazzano, Luis Lezcano, Julio Herrera) en Monteros, entre otras bandas, todo grabado de forma muy rudimentaria: con grabador de cassette conectado a la consola o ubicado en forma estratégica para que tome de aire el sonido de los amplificadores y batería.

Sobre el final de la primera etapa de Redd, Esteban Cerioni estaba radicado en Buenos Aires, donde además de oficiar de sonidista y participar de diversas bandas como Trigémino y Taxi, grabó entre 1982/83 un disco llamado De Tiempos Pasados que circuló de mano en mano hasta que recién encontró su edición en CD en 2004 por el sello porteño Viajero Inmóvil. El disco reúne composiciones inéditas de La Pequeña Banda de Tricupa, La Piedra, Redd, Vassa y Trigémino, y participan del disco amigos de la talla de Fito Páez, Lito Vitale, Ricardo Mollo, Tuerto Wirtz y una lista de jovenzuelos que ahora a la distancia conformarían un «dream team».

 

El Estudio Portátil

Hacia mediados de los 80 se popularizó entre los músicos el portaestudio, un grabador a cassette generalmente de 4 pistas, que permitía grabar cada pista individualmente y luego mezclar para generar un master. Creada a fines de los 70 por la compañía TEAC, fueron usados por muchos músicos conocidos para hacer pre-producciones de sus discos (o incluso los mismos discos como Nebraska de Bruce Springteen),  y también para hacer demos de difusión,  pese a sus limitaciones.

Para el año 90, Martín Lajmanovich adquiere un portaestudio Tascam. Esto sirvió para que Acertijo, su banda de ese momento (junto a Adrián Llovera, Carlos Juarez y Juan Carlos Narbaja, al que después retornaría Jorge Rodriguez) grabe 9 canciones durante un par de años que, recuperadas tiempo después, aparecerían en YouTube en 2017 comoLeyenda Urbana«. Pero Martín (en ese entonces también sonidista) abriría las puertas de su casa para que otras bandas compartan la experiencia de grabar, entre ellas El Escuadrón de la Reina (Mario Marquez, Luciano Valle y Fabián Cosiansi) y Hades.

Hades (Tony Molteni, Gustavo Coronel, Daniel Amani, Maxi López y Gabriel Diaz Enrico) grabó primero 3 canciones en el año 90, y luego volvería al estudio de Martín en el 91 para hacer una preproducción de “Dentro Mío”, una de sus canciones que luego grabarían en Bs. As., en los estudios Panda, y sería incluída en el disco doble “Metálicos Argentinos”, editado en vinilo y hoy también descatalogado.

Curiosamente, la portaestudio que fuera de Martín caería en manos de Maxi López, y con ella grabaría, entre otras cosas, el cassette de La Insignia (Fabián Cosiansi, Mario Marquez, Dario Souza, Timmy Aciar) publicado en 1996. Ellos ya habían grabado anteriormente (en su formación anterior, junto a Willy Acosta) en una portaestudio Yamaha también de 4 canales, perteneciente a Daniel Sales, que también sirvió para grabar a Otros & Bufones (el eslabón perdido entre Hades y Karma Sudaca, con Tony Molteni, el propio Daniel Sales, Calavera Maidana y Gabriel Jofré). Volviendo a Maxi, luego grabaría los primeros trabajos en CD de La Insignia, Karma Sudaca, Críos, y un largo etcétera.

Otro de los que se aprovecharía de los beneficios de la portaestudio sería Pipa Ogayar, que lanza en 1995 con su primer cassette “Porquerías Mías” acompañado de los chicos de Niebla Púrpura como banda. Le siguió “Emociones Pasajeras” en 1996. Ambos fueron en paralelo a su labor en Devas primero y Karma Sudaca después, hasta que se dedicara por completo a su profusa carrera solista que sigue hasta ahora.

En la próxima entrega, más de los 90, y la entrada en la escena de los primeros estudios profesionales, que sumados a las nuevas tecnologías, mejorarían el audio de las grabaciones locales. Esperen, no falta mucho.