Entradas

Encontrarte Es Lo Mejor: Alfredo Socci & Pelops

Corría 2015 cuando le hice esta entrevista a Alfredo Socci para la revista de Rock Salta, donde nos cuenta de la historia de Pelops, sus 2 discos y de un tercero que no salió aún, y también del recuerdo de su experiencia porteña. Como la revista no volvería a salir en formato físico por un par de años, la entrevista quedó guardada… hasta ahora. Con ustedes, Alfredo Socci, de Pelops.

——————————————–

En 1996 lo conozco a Mariano (Manfredi) estudiando inglés en la facultad, muy de casualidad. Yo tenía puesta una gorra de Nirvana y él se acercó y me pareció medio raro, hasta que me dijo que tocaba la batería y ahí ya me interesó. Para ese momento ya me juntaba con Luciano Souza y algunos amigos más de la secundaria a tocar la guitarra. Mariano sabía tocar pero no tenía batería y yo sí, así que lo invité a tocar, y empezamos a pegar onda con ese extraño, extrañísimo ser que es Mariano, y es con el único con el que estoy hasta hoy de la formación original.

Con Pelops muy al principio hacíamos covers. En el ’97, fuimos banda de covers por un año. De grunge y punk, Green Day, Nirvana, Smashing Pumpkins, Offspring, Ramones Pearl Jam, Alice in Chains, hacíamos de todo. Cuando ya eramos una banda, al toque empezamos a hacer temas propios, cosa que yo no sabía que podía hacer y de repente tenía un montón.

Así empezamos a tener forma de banda. Los bajistas siempre fueron la cuestión más pasajera de la banda, y el que más duró en esa época fue Luis Robledo (Furtivo, Burritos, Bongó Laser), pero después se fue Luciano y entró Nico Neme (Ferreyras, Sipeganboys). Me sentía muy bien con lo que estábamos haciendo pero no con la banda en vivo. Hasta que finalmente nos peleamos, en vivo, en un show en el club Tucumán de Gimnasia, el festival Torsi Turbi (octubre 2003). Tocabamos cerrando los shows, era muy tarde y los chicos llegaban en pedo, y todo lo que habíamos preparado sonaba mal. Toda la puesta en escena mía de megáfono, parafernalia, pollera y demases, cuando no tenés una base musical que te la banque, la banda es una basura y está sonando mal, pasa a ser una payasada… piensan “¿que estarán tratando de compensar?”. Si vos tenés una banda que suena, todo eso es buenísimo, la puesta en escena es una elección artística.

De ahí hacemos Francis, con Gustavo Barchini (Adán Cabrón, La Sueca). Una banda de 2, antes de conocer a los White Stripes: bajo distorsionado y batería. Después Gustavo se vá y vuelvo a tocar con Mariano, los 2 así.

En el 2003 pongo el bar arriba de El Museo, una casa de ropa. Un bar que duró tan poco y fue tan mítico, tocó tanta gente icónica. Ahí es cuando me vuelvo a encontrar con Teddy Larreina, a quien conocía de Poder Enano, pero como que había cierta rivalidad. Iba a tocar a su colegio, la Normal, y yo payaseaba, hacía cosas que eran un insulto al músico, y encima íbamos a cerrar los recitales en la semana de su colegio. Pegamos buena onda, lo invito a grabar un disco solista de Anibal Cassetti, un personajito que hacía, cancioncitas a lo Albert Plá. Yo seguía con Francis, y estaba cansado de que nos manden a abrir los shows, dijimos, “tenemos un miembro menos, pero seguimos siendo Pelops”. Pasamos de cerrar shows a abrirlos, y ahí empezamos a ensayar con Teddy y rearmamos Pelops, empezamos a hacer las canciones que teníamos con Francis pero de otra forma, y ahí arranca.

Esto fue en 2004, y a mediados de 2005, el día de mi cumpleaños, empezamos a grabar “Tres Pelops Tiene mi Banda”, y a fin de ese año lo presentamos. No escucho el primer disco, no me gusta, me gusta escucharlo como suena ahora.

Pelops en Radio Nacional / Facebook Alfredo Socci

Después empezamos a grabar “Escalpelops”. En el medio de que lo estábamos grabando nos confiscaron los equipos, fue todo medio doloroso, así que el disco quedo hasta donde llegamos, y como estaba bien y tenía esa cuestión heroica, de ‘nos sacaron las cosas y hasta acá es’, este es el disco, entonces quedó así. Terminamos editándolo en formato digital.

En 2007 me voy a vivir a Buenos Aires. Empieza todo el historial de idas, venidas, separaciones. Los chicos fueron y no se bancaron la vida en Buenos Aires. Me quedé un tiempo más, fui papá, y me dí cuenta que estaba totalmente ido del camino. Si bien estábamos desparramados había gente que preguntaba por el disco, cada vez que venía armábamos una fecha y tocábamos, y eran siempre las mismas canciones.

 

Cuando volví les pregunté si tenían ganas de que nos juntemos de vuelta, eso era lo principal y propuse que empecemos a tocar, pero que sean canciones nuevas. Grabemos, hagamos cosas, ya no me daba la cara para seguir tocando lo mismo, por más que sean un montón de canciones (el primer disco tiene 17 y el segundo 12), más incluso que otras bandas que tienen en un montón de años. Sabiendo el caudal de canciones que venían por debajo, no puede ser que por pajeros no estuviéramos haciendo otras cosas. Después dijimos “bueno, grabemos”. Estuvimos un año ensayando y armando las canciones; parece mucho pero en realidad es poco, nos juntábamos una vez a la semana, a veces no, cada uno estaba muy en la suya, pero empezamos a tomarle el gustito.

Siempre nos persigue un poco la tragedia y un poco la fortuna, el día de la grabación del último disco yo me corto el dedo por la mitad con un cuchillo, casi me lo arranco, antes de empezar la grabación. Una grabación que iba a ser casi directamente en vivo de lo bien que estábamos ensayados, terminamos yendo al hospital, cosiendome el dedo, con el dedo todo lleno de vendas y sangre, casi desmayándose.

A todo esto, en mi banda paralela, Beatle Rot (hacemos canciones de los Beatles destrozadas) empieza a tocar la guitarra Curly Falcón, y se me abre la cancha. Vuelvo a agarrar el micrófono y a sentir la libertad de volver solamente a cantar, me doy cuenta de un montón de cosas que me estaban faltando a nivel personal. Era eso, dejar de renegar con la guitarra. No soy guitarrista, la había agarrado para dejar de renegar con los guitarristas, y de repente aparece un tipo como Curly, con el cual me entendía, le decía que algo no me gustaba y no me ponía cara de culo, le decía “escuchate esto” y a la semana me decía lo que le había parecido. Estaba sorprendido, al fin un guitarrista que quiere colaborar. Se me ocurre que Curly entre a Pelops y yo sentir la misma libertad que había sentido en Beatle Rot al dejar la guitarra, y pasó. Es rarísimo, estábamos super cerrados a seguir siendo 3, y de repente somos 4 y es lo más lindo y lo más natural. Nos juntamos y tenemos ganas de que sea siempre así la banda, algo que nunca había tenido, eso de salir juntos, juntarnos en la sala y alquilar 3 o 4 horas sabiendo que vamos a ensayar 2. Eso se nota un montón en los shows, en la ejecución, en el armado de los shows, se está transmitiendo una energía linda.

Pelops Formato Trío / Facebook de Alfredo Socci

Curly no llegó a grabar, pero el disco no está terminado. Está abierto, todos los discos los grabamos nosotros mismos, en nuestros estudios, o algo prestado en algún lado, pero terminamos de armarlo nosotros. Este último lo grabamos entre Teddy y yo, tenemos nuestras cosas, placas y micrófonos como para hacerlo. Conseguimos un lindo living comedor como para grabar las guitarras. Las baterías las grabamos en lo de Gonzalo Fares (El Bondi) con asistencia del Gallego (Luis Atance), con 24mil micrófonos a la vuelta, con la batería de Mariano y algunos cuerpos prestados, y todo suena de la concha de la lora. Aprendimos con el tiempo que te conviene tener un buen instrumento, un buen cable, un buen pedal, y no 700 cosas malas que metan ruido. Tenemos tomas maravillosas, faltan algunas voces y mezclarlo. Por ahí mete algunas violas Curly para hacerlo participar.

El disco nuevo se va a llamar “Vida de Pelops”, tiene las mismas intenciones de los otros. Estamos un poco más crecidos, pero es la misma banda, está la misma impronta en las letras que quizás no condicen con la melodía, que son super afables y lindas y la letra te va tirando cuchilladas suavecitas a las costillas. Quizás yo no lo noto tanto, soy el que las escribe, no veo desde afuera la evolución o involución según el caso. Están un poco más crecidas como todo, pero no dejamos de tener canciones que sabemos que nos gusta hacer, es como tener a los Beatles y a Nirvana en la misma cacerola, todo el tiempo. Siguen habiendo canciones como ñoñas, y otras que denotan una agresividad importante atrapada en algún lado.

Ya nos sacamos las ganas de hacer un disco legal con el primero, registrado en SADAIC, AADI, todo. El segundo ya fue dejado. Este ya tiene más crecimiento, ya sabemos como se graba mejor, suena de verdad. Esta todo, el arte está casi listo, falta un toquecito de cocción. Tampoco le encuentro mucho sentido a la cuestión de hacer discos. Está obsoleto pero todavía no hay nada que lo reemplace, y es raro pero el formato como que se está quedando en la historia, hay un hueco que no está siendo tapado por nada, no hay algo físico. Es triste un poco, me gusta el libro, leerlo, ver el arte.

Se despertó algo, no sé de donde, porque nosotros no hicimos nada. Hicimos el show de regreso y fue un montón de gente nueva, que no sabemos de donde salió y no quiero ni preguntar por las dudas. Seguiremos haciendo las cosas como las hicimos siempre, capaz que eso es lo que atrae. Que en un show de 200 haya 40, 50 personas que están cantando tus canciones, las letras que vos compusiste en el baño, o viajando, o enojado de espaldas a tu novia durmiendo, en un papel que dejaste en la mesa de luz, y esa letra te la están cantando 40 personas, es inexplicable.

Se que hay gente a la que le cantan estadios las canciones, pero para mí ya significa el éxito, sobre todo después de haberme ido a Buenos Aires y darme cuenta que no es tan lindo lo que uno quería y anhelaba. Es como querer ser chef, y entrar a la cocina y que te toque un jefe de cocina que te maltrata… mejor me quedo a cocinar en mi casa. Es muy masacrador el ambiente, inescrupuloso, todo es guita, todo por interés, y uno paloma, te tratan como campesino, y… es música, uno es ingenuo porque cree que la música debería ser inmaculada todavía, o no debería ser tan vapuleada, no sé, o que el ambiente de la música debería ser menos sórdido, menos choto… y es choto. En los festivales, hasta los stages te basurean. Con razón después la mayoría de los tipos que la pegan son tan soretes, porque tuvieron que llegar ahí a fuerza de bancarse todo esto. No, gracias, prefiero que la meta de mi vida sea llenar un teatrito de 100 personas en cada puto lugar al que vaya. Lo que más me gusta es tocar y cantar, no veo porque no habría de hacer eso.

 

Eso pasó en Buenos Aires. Después yo me quedé, viví un poco más de todo eso, de la parte empresarial, el backstage, de lo que no te querés enterar, laburando para una productora. El ambiente es así, no es que ellos sean así, la cosa es así. No es que la productora me haya tratado mal, al contrario. Necesitaba laburo y mi banda iba a ser un producto dentro de la productora. Al final nunca pasó porque los chicos no se adaptaron a la vida en Buenos Aires. Empezás a ver un poquito de adentro, un poco de afuera, un poco viviéndolo, un poco no, que no quería llegar a eso. No sé si hay otro camino para llegar a eso, por eso siempre veo la carrera de Babasónicos y se hicieron de chiquitos, fueron de a poco, y después de 15 años recién convencieron a la gente que no era una locura lo que hacían, que estaba buenísimo.

 

No se como será bien la historia, viviéndola allá muchas historias de bandas que lees en biografías se te caen para el carajo. A mi gusta tocar, cantar, me encantaría poder vivir de ello. Vivo por ello, me encantaría vivir de ello. Saber que hacer un acorde en tu casa no es tiempo perdido, que nos va a dar de comer en algún momento, y entenderlo uno mismo también. Uno también está taladrado de la cabeza, uno también va y se expone y se entrega, y se deja tratar como la mierda y llegas a creer que te hacen un favor cuando te dejan tocar en algún lado. Hay un nivel de intolerancia importante, y un nivel importantísimo de tolerancia y festejo de las cosas lindas. Lo bueno, lo rico, lo lindo, el buen gesto, el tocar con gente a la que estoy conociendo ahora… festejo mucho en encontrarme con gente que piensa y siente como uno la música. Prefiero tocar con una banda con la que no tenga nada que ver musicalmente pero que se me corta una cuerda y me dan 10 guitarras para que siga, y lo mismo yo, pongo todo lo mío para que toquen, los ayudo con la difusión, son mis invitados…

Últimos Lanzamientos

Hola gente, de vez en cuando voy a hacer unas reseñas de los discos que se van editando durante el año, pero por sobre todo los que vaya escuchar y así poderlos tener informados de las novedades musicales rockeras de nuestra provincia.

Roadie – El Arte de las Decisiones

Tras compartir escenario con Babasónicos, Bersuit, Catupecu Machu, Reyes del Falsete y Miss Bolivia, la banda redobla la apuesta con el lanzamiento de su primer trabajo discográfico. Las influencias del brit pop e indie rock proyectaron «El Arte de las Decisiones», disco debut de Roadie.

El disco que comenzó a grabarse en 2017 en Bondi Estudio junto a Luis Atance, Luis Gómez Salas y Gonzalo Fares, cuenta con la producción y mastering de Daniel Sales y la gráfica y fotografía de Paula Delic y Tito Artaza. Los siete temas que lo componen relatan una historia en conjunto; son la analogía de una relación y de la vida misma y se nutren de influencias de bandas como The Strokes, Arctic Monkeys y The Libertines fusionado con The Kooks, Two Door Cinema Club y The Last Dinosaurs.

«Diagonal Norte», EP de tres canciones y primer material de la banda, sentó las bases para reunir a sus cuatro integrantes en un estudio y editar un material de notoria madurez musical que refleja una identidad más homogénea del grupo. «El Arte de las Decisiones» continúa el trayecto iniciado por esa primera carta de presentación con canciones que tienen un mensaje propio, personal y profundo.

En este álbum encontré un puñado de canciones positivas, de un estado de animo agradable, plagado de melodías frescas y revitalizantes que te ponen las pilas desde el primer minuto. Las guitarras fluyen con rasguidos pegadizos los cuales se funden con lineas vocales sumamente trabajadas.

Los cortes y arreglos son muy interesantes aquí si se les presta atención, me refiero que son tan sutiles y están tan bien entrelazados que ni te das cuenta cuando pasa de una transición a otra.

Este es un estilo que esta pegando mucho por estos lados, y que exige bastante a nivel musical y melódico. Estos chicos saben lo que hacen y lo que pueden dar. Lo único que les «criticaría» es que, en la totalidad del álbum, lo sentí un poco plano, sin muchos altibajos o cambios bruscos, que por ahí lo haría más dinámico.

Muy recomendable para aquellos amantes del indie-rock o pop-rock!!!!!

Roadie en vivo

«El Arte de Las Decisiones» está disponible en Spotify, YouTube y Bandcamp. Para escuchar el disco, ingresen a:
Spotify
YouTube
Bandcamp

Skaraway – Acción Global

«Acción Global» es el nuevo álbum de los Skaraway, una banda que ya tiene una trayectoria importante dentro del circuito rockero de nuestra provincia. Banda en la que podrán encontrar diversos estilos, como el ska, el punk, cumbia, algo de folklore, rock, en fin…. Pero con un sonido bien argento y por sobre todo bien tucumano.

Temas con una amplia gama de estilos, donde podes pasar de un ambiente fiestero a uno bien pesado casi sin darte cuenta. Por otro lado las letras son bien comprometidas socialmente.

El disco fue grabado en Estudio Rojo, la mezcla y masterización fue realizada por Alejandro Rodriguez y producido por los mismos Skaraway. Es muy lindo saber que la banda intervino en la producción, porque se nota que están muy compenetrados con la causa.

Hay una serie de contrastes muy marcados en «Acción Global», que hacen que el disco sea sumamente entretenido. Las letras de un peso social contundente conviven en una ensalada de ritmos y estilos, lo cual lo hace muy disfrutable. Creando un fiesta, pero dejando un mensaje.

Temas como el instrumental «Elefante», «La Máquina» o «Nada que Perder» son el fiel reflejo de lo que les digo. El arte de tapa está genial, es la que más me gustó de todas las portadas de sus discos, la cual estuvo a cargo de Pablo Rojas.

La fecha de lanzamiento fue el 10/04/2018, y se encuentra disponible en las principales tiendas y servicios digitales. Como Spotify, iTunes, Amazon MP3, Deezer, Google Music Store, Claro Música, Shazam, Tidal, y otras.

 

Massive Anger – La Ira y el Dolor

Massive Anger es una banda que se formó el día 3 de diciembre del 2017. Está formada por Matías Arias en guitarra y voz. Facundo Heredia en primera guitarra. Lucas Vallejo en el bajo y Emir Sorroza en batería. Actualmente cuentan con su primer EP llamado «La Ira y el Dolor», el cual se encuentra publicado en Bandcamp y que próximamente se encontrará disponible en plataformas como Deezer, Claro Música, iTunes y Spotify.

En estos momentos se encuentran grabando su primer disco que tiene fecha de salida para diciembre de este año, para el cual van a preparar la presentación oficial en Tucumán y otras provincias.

Cabe aclarar que tanto el EP como el disco están siendo grabados de manera independiente. Y producidos por HY-AN Multimedia Group, una productora independiente que además de laburar en la mezcla y masterización, se encarga de la promoción y diseño gráfico.

El EP consta de 4 temas a pura adrenalina, temas gancheros y ásperos que reflejan la actitud y la vitalidad de esta joven banda. Tanto su portada como su música denota que la agrupación está muy influenciada por bandas thrash de la vieja escuela, como ser Kreator, Exodus o Megadeth.

Estos muchachos rescatan esa energía ochentosa y la mezclan con un sonido actual donde la voz es agresiva pero sin llegar a ser gutural. El disco arranca con «La Unión Hace La Fuerza», con una intro de acordes oscuros para luego pasar a una base veloz y por sobre todo, mucha actitud, sobre la cual se desplaza una lírica positiva y alentadora.

Siguiendo la misma linea está el brutal «Sucios Pastores», sin bajar un cambio, la banda pone 5ta a fondo y nos vuela la cabeza con tremendos riffs, demostrando fehacientemente que esto es lo suyo. Para el cierre está «Mensajes», un tema a medio tempo que te hace cabecear a puro groove de principio a fin.

Una banda con mucho futuro que promete ser uno de los grandes exponentes de la escena thrash local.

 

Extramuro – El Tiempo Se Va

Extramuro es una banda que tiene un largo camino recorrido en el ambiente rockero de nuestra provincia, pero hace 10 años que no editaban nada. En este 2018 se vinieron con todo, realizando un video a modo de adelanto de lo que iba a ser su genial disco «El Tiempo Se Va».

La banda está formada por José Romero (Batería y Percusiones), Javito Toro y Lucas Chalup (Guitarras) y  Nicolás Romero (Bajo y Voz).

El disco fue lanzado en marzo de este año y la grabación, producción, edición y mezcla estuvo a cargo del genio de Ramiro Rodriguez en Music Corp Studios, desde Junio a Diciembre del 2017. El mastering lo realizó Tony Lindgren en Fascination Street Studios, Öbrero, Suecia. El diseño de arte estuvo a cargo de Juan Pablo Sosa Latina.

El punk rock siempre fue uno de los estilos que más se destacaron en nuestra provincia, esto trajo aparejado una evolución y crecimiento del mismo. Pues, Extramuro no estuvo ajeno a esta evolución, es más, la banda sigue superándose a cada paso y «El Tiempo Se Va» es un fiel reflejo de ello.

El disco está plagado de arreglos y detalles que enmarcan a esta placa en un nivel superlativo. Arreglos de vientos, pianos, cortes y melodías gancheras te obligan a pararte de la silla, querer saltar en un pogo descomunal.

Podría decir que el común denominador del disco es la velocidad de sus temas y por sobre todo, las tremendas melodías vocales, que quieran o no se les pegarán.

El disco es «casi» perfecto, digo casi, porque solo tengo una salvedad, y es que al escuchar música me parece que una placa tiene que tener sus altibajos, su variedad rítmica, pienso que estas cosas enriquecen mucho más a una banda, ver su versatilidad en todo sus esplendor.

Más allá de esta pequeña crítica es uno de los mejores discos que escuché en lo que va del año, el uso de instrumentos no convencionales en el genero lo enriquecen de matices y arreglos muy copados. Es un álbum que seguramente se convertirá en un clásico de la banda, el cual marcará un antes y un después.

 

Early Death – The Bleakest Force

Early Death cobró vida como un proyecto paralelo de los miembros de Satan’s Wrath, Costa (guitarra) y Nathan (batería), en marzo de 2012, en Londres. Después de seis meses, la banda estaba casi completa, con un segundo guitarrista y un bajista a bordo. Pero, sin un vocalista que pueda ocupar ese lugar, la banda entró en hibernación. Cuando Costa se trasladó a Berlín en noviembre de 2014 quiso rearmar Early Death y comenzó a buscar gente para reactivar la banda. Después de tocar con algunos músicos diferentes y algunos intentos fallidos, Costa encontró la alineación perfecta: el tucumano Marcelo Aguirre en voces (también de Evil Sprit), T.Ngl en batería (también de Drowned / Essenz), Ray en bajo y Dorian en guitarra (también de Essenz / Hermann).

Estos cinco maníacos comenzaron a ensayar y a dar forma a la banda en mayo del 2016. Durante los siguientes 12 meses, el quinteto ensambló y grabó su primer EP llamado “The Bleakest Force”, el cual consta de cuatro pistas, con toda la intensidad del Thrash y el Death “old school”.

El EP se pone en marcha con un riff oscuro y tétrico, el cuál cambia repentinamente con un riff a lo speed y la voz ácida de Marcelo, como un puño cerrado que te golpea en la cara. Estamos hablando del tema que le da nombre a la placa, el cual no te da respiro, obligándote a sacudir la cabeza inconscientemente en la totalidad de la pista. Como para seguir esta linea veloz se encuentra “Don’t Be Afraid Of The Dark”, un tema directo y contundente, donde la voz se ensambla perfectamente con riffs quirúrgicos y una base rítmica demoledora. ¡Tremendo!

La tercera pista que detona es «The Hanging Clergyman», donde, guitarras rabiosas van fabricando bloques de grooves contagiosos, con cambios de ritmos que se desplazan en composiciones de gran calidad, haciendo que mis ojos y mandíbula se abran de asombro ante tanta belleza. Para cerrar esta genial mini-placa se encuentra “Reanimation”, un feroz cierre con gritos desgarrantes que oscurecen por completo el alma de este EP, en el mejor de los sentidos…

La producción es uno de los aspectos más destacados, puesto que la prolijidad de la misma, le permite a la banda sonar actual y ser clara en lo que quiere transmitir. Ojalá que no tarden en sacar su tan esperado LP, esto no hizo más que dejarme con las ganas de seguirlos escuchando. Lo cual es un buen motivo para repetir la escucha cada quince minutos y hacer que “The Bleakest Force” se me quede tatuado en el cerebro. Sinceramente hacia rato que una banda de este genero no me llamaba tanto la atención como lo hizo Early Death.

Si bien la banda es alemana, quise compartirla porque esta compuesta por un tucumano, el cual se mantiene activo en varios proyectos.

 

Early Death en vivo

 

Hasta la próxima viejas!!!!!

Alvaro de la Vega

Gonzalo Fares

Edad: 38

Apodo: Gordo

Instrumento: Guitarra y voz

Banda Actual: Burro de Arranque

Bandas que militó: Requiem, Nomine, Black Caravan, The Joncas

Gustos musicales: Karma Sudaca, La Insignia, Tripas Calientes, Tapalin.

Anécdota

Estimo que fue por el año 2004; se había organizado recital en el club Union Aconquija, en Yerba Buena, a beneficio de un vaguito que había quedado paralítico y se recaudaban fondos para su tratamiento.

En ese tiempo tocaba en Nomine y éramos la segunda o tercera banda, no recuerdo bien. Yo estaba estrenando un micrófono inalámbrico en la viola y se había quedado sin batería, entonces cuando conecto la viola con el cable,  se arma el lío: porque el micrófono hacía de puente con la guitarra, y si yo tocaba y agarraba el micro hacia maza. Me doy cuenta porque en un momento probé el micrófono para decir una huevada y me pego una trompada en la geta, entonces dije, «no canto más» jajajaj.

Me olvidé de este episodio, y en el último tema, «Imperio del mal«, estábamos todos agitando, moviendo la peluca (en ese momento tenía pelo). Apenas empieza la parte cantada nos acercamos con Charly (cantante) hombro con hombro y con el micrófono en la mano nos rozamos, y ahí empezó el bolonqui jajajaaj.

Yo me caigo al piso creyendo que Manzana se me había tirado desde la batería, por el golpe de fuerte que sentí; la corriente me tira al piso y la viola todavía me daba la corriente hasta que la pude soltar, pero Charly tenia el micrófono en la mano y no lo podía soltar, entonces a él le dió peor y cae al suelo. Cuando me logro reincorporar, me acerco al Pelao (Charly) y me dice, » loco no siento de la cintura para arriba», me asusté mucho.

A todo esto aparece el sub-normal de Daniel Paez (Adán Cabrón) gritando, «¡¡traigan un buscapolo!!», el Pelao lo mira y le dice «¡¡¡llama una ambulancia, que buscapolo!!!» jajajajaj. Estuvimos como 10 minutos en el piso, la gente no entendía que pasaba jajajaj, hasta que se dieron cuenta que era serio. Cuando se reincorpora Charly se lleva un lindo aplauso y de ahí subió el padre de uno de los vagos que era medico, nos revisó y cuando nos sentimos un poco mejor le preguntamos si podíamos chupar cerveza, nos dijo que si. De ahí nos fuimos a un bar a tomar unos porrones. Anecdótico!!!

Video de Nomine en vivo en el Juan B. Teran – «Un Show Electrizante !»