Entradas

Patricio Garcia

Edad: 39

Apodo: Pato

Instrumento: guitarra y piano.

Banda Actual: Solista

Bandas que militó: Los Chicles, Lady Penélope, Águilas Panamericana de Oro.

Gustos Musicales: Cuarteto Telúrico, Losotra, Estación Experimental, REDD, Orquestas de la UNT, Mai Carro, Personality Crisis, Tercera Colina, Monoambiente.

Anécdota

La primera vez que fuimos con Los Chicles a tocar a Buenos Aires estábamos tan eufóricos que decidimos salir a celebrar esa misma noche que llegamos. Justo tocaba Juana La Loca y ahí fuimos .

En un momento tocan su clásico sónico «Autoejecución»; me subí al escenario, le quité el micrófono al cantante y me puse a cantarla yo, esperando que, como suele pasar, eventualmente un plomo o un músico me arroje del escenario. Pero nadie me molestó y la canté entera, a los gritos y me bajé solo al terminar.

Al día siguiente era nuestra tocada y yo no tenía voz de tanto haber gritado la noche anterior. Entonces a David Cohen que hacía las veces de nuestro manager, se le ocurre la gran idea y decide que la solución era comerme como medio centenar de caramelos de miel; entonces me compra una bolsa grande con la que estuve todo el día.

Y al llegar la noche no solo no había recuperado la voz sino que la garganta me ardía de tanta miel jajajajaja. Pero igual canté así no más, como me salió. Cohen y sus caramelos locos….

Los Chicles, «Caramelo Bang Bang»

Tucumán en Cinta – Parte 3

Seguimos recordando algunas grabaciones del rock tucumano en esta última parte de las 3 que componen esta nota.

A mediados de los 90, y con la llegada del ADAT (un sistema de grabación digital en cassette de video SVHS) llegaría el Estudio Suono, donde se grabaron los demos de Lady Penélope, banda que luego se llamaría Los Chicles y también ellos registrarían ahí sus demos y primeros trabajos. En ese estudio luego grabarían El Cuervo, Poder Enano, DEC, y muchos más.

Gerardo Alderete, tecladista de varias bandas durante los 80, comenzó grabando pequeñas producciones en un grabador Tascam a cinta de 8 canales, que también sirvió para grabar el disco perdido (robado, en realidad) de Acertijo. Su próximo paso fue abrir en la planta alta de su casa familiar, los Estudios del Jardín, también con tecnología ADAT, primero en 16 canales y después saltando a 24.

 La Banda de Rock And Roll - Ruleta Rusa - 1992 - TucumanRock

Es en ese estudio (que sigue en la actualidad en el cuarto piso del Ente Cultural) donde se registraron algunas de las grabaciones clave en el primer lustro, como son los cassettes (copiados artesanalmente) de La Banda de Rock & Roll (Santiago Caminos, Luis Corvalán, Victor Fernández, Luis Gómez Salas, Franco Pinna y Chechi Bazzano) y El Negrex & Los Almirantes (Negrex Delgado, Gustavo Parrado, Javier Almirón y José Almirón). Sí, adivinaron, están descatalogados también, pero algunos archivos circulan por ahí.

Una Historia Diferente - Tucuman Rock - La Sesion - La Banda de Rock N Roll - Juez Dredd - 1994 - TucumanRock

Unos años después, en 1994 y en el mismo estudio se registraría lo que es el primer CD y la entrada al mundo digital de la escena rockera tucumana, aunque haya quedado olvidado. Se trata del compilado “Una Historia Diferente”, producido por una empresa de viajes estudiantiles, y que nucleó a Punta Persa (Marcelo Bertolino, José Fernández, Marcelo Ruffino, Gustavo Spindler y Rafa Vargas), La Sesión (Flavio Vazquez, René Darwich, Silvio Mercado, Gerardo Alderete, Cecilia Paliza y Hernán Soria), el entonces trío Juez Dredd (Raul Aybar, Pipa Ogayar y Daniel Amani), La Banda de Rock & Roll (ya sin Chechi Bazzano) y una suerte de canción institucional del rosarino Lalo de los Santos.

Tucuman Rock Compilado - La Insignia - Juez Dredd - Punta Persa - La Sesion - Peces Gordos - 1995 - TucumanRock

Un año después llegaría otro compilado, pero solo en cassette, llamado «Tucumán Rock», que incluiría a La Insignia (Fabián Cosiansi, Timmy Aciar, Willy Acosta, Mario Marquez y Darío Souza), Juez Dredd (sin Ogayar y con Bernardo Kutscher y Pancho Gonzalez), Punta Persa, La Sesión (Paliza, Vazquez, Alderete, Exequiel Frías y Fabián Falzone) y una de las primeras formaciones de Peces Gordos (Pablo Pacífico, Luis d’Orieux, Ricardo Abregú, Chechi Bazzano, Leo Vera y Ariel Ortega). Grabado en Estudios del Jardín, contiene 2 canciones de cada una de las bandas, quienes financiaron colectivamente la edición.

Para 1996 la cosa avanzaba y llegaría un punto fundamental: el primer disco de 448. También registrado en los Estudios del Jardín, es el primer CD de una banda de rock de Tucumán. Si para ese entonces, a 2 años de su debut, la banda (y su convocatoria) crecía show a show, a partir de ese disco pasaron los límites de la provincia y hasta del país.

Cerramos este repaso acá. 448 marca un quiebre en la época, y merece algunos informes más exhaustivos. Cambió la forma de producir, los lugares donde hacer shows, se abrió el juego a los shows en barrios, y el resto de las bandas se dieron cuenta que era posible editar un CD, algo difícil y desconocido en ese tiempo. Había un público (que siguió creciendo) que empezó a consumir música local e incluso a hacerla. Muchos CDs se editarían en los próximos años y en algún momento se irán comentando en esta página, así que dará para muchas notas más. Además, la cinta no sería necesaria, y nuevas tecnologías y formas de producción harían todo más accesible. Pero eso ya lo saben

Muchas historias resumidas en esta(s) nota(s) merecerán su propia post, o no, y seguro olvidamos demos o grabaciones, que ustedes pueden recordarnos. Porque TucumanRock.com somos todos.

448 - TucumanRock

Los Chicles, Fines de 1995

 

De izquierda a derecha: Patricio García (guitarra, 18 años), Gerardo Cúneo (bajo, 19 años), Matías Lazzo (guitarra, 15 años), y Juan Carlos Thouvier (batería, 19 años).-

 

Con unos meses de formación, Los Chicles —entonces, Los Chiclets— tomaban la decisión de tener fotos para promoción. Esta es una de las primeras fotos de la banda y en ese momento estaban grabando su primer demo en estudio: “El monkey monkey” / “Cosas del amor”. Cuenta Patricio García: “El lugar es el patio de la casa de Gerardo Cúneo, en la Gobernador Gutiérrez. Nos pusimos sacos de nuestros padres o de diversa procedencia que nos quedaban demasiado grandes o chicos y anteojos locos. Creo que nunca volvimos a fotografiarnos con tanta producción. Fue a la mañana y se nota a Gerardo dormidísimo en la foto”.

En la reciente antología publicada por Patricio, Antología 1995​/​2016, podemos escuchar la versión original de la canción. “Gracias a la labor archivista de Fabián Cosiansi se conserva esta promo que hice para Radio Universidad en 1995 presentando “El monkey monkey”, y gracias a la labor investigativa de José Saravia, la grabación llegó a mis manos. Matías Lazzo inventó el riff de guitarra y yo hice el puente y la letra. Un poco queriendo emular a Los Telépatas, decidí tocar en ella un órgano sesentoso. Otra canción que recuerdo tratar de emular con este tema es “Sweet 69” de las Babes In Toyland, que me fascinaba”. Grabaron la canción: García en voz, teclados y programación; Gerardo Cúneo en voz y bajo; Matías Lazzo en guitarra; y Juan Carlos Thouvier en voz y batería. Fue producido por Los Chiclets y Oscar Flores, y de la ingeniería de sonido se encargó Sergio Risso; fue grabado en Suono Records, Tucumán. Un par de años más tarde, la canción, con una versión más larga, sería parte del primer disco de la banda —editado en casete— “Argh! Burp! Prrr!” (1997).

Volviendo a la foto, Patricio nos cuenta que fue tomada con una cámara muy básica, no recuerda qué marca, pero era familiar básica, y disparada (cree) por la hermana de Gerardo. Preguntamos, por último, si los sacos y corbatas tenían algo que ver con el concepto de los primeros Beatles. “Sí, por supuesto. Habían salido los Anthology por ese entonces y estábamos fanatizados, salvo Thouvier que acá aparece en una de las rarísimas veces que logramos que se ponga el saco. Y los imitábamos de alguna manera, nos parecía que eran un grupo a imitar (risas). También hay otro contexto: veníamos de ser Lady Penélope, banda nirvanera, y queríamos hacer un cambio de estética y desprendernos de lo grunge que para 1995 y sin Cobain ya era algo bastante lamentable. Queríamos ser un acto más popular, porque Lady Penélope era súper impopular: nos corrían de los lugares en donde tocábamos: así era tocar “grunge” en 1995 en Tucumán. Queríamos ofrecer una propuesta más pop, pero igual seguimos siendo parias” (risas).

¡¡Canten!!: Hay tutti-frutti, si / hay tutti-frutti en tu boca.. ♪