Entradas

Capítulo 1 – La Fórmula

Los 80: La púa apenas toca el vinilo… suspenso. Los primeros acordes del disco girando en la bandeja. Y las guitarras arden, la batería explota con toda su fuerza, el bajo cierra el equipo, suena la voz y la música ilumina mi espíritu.

Así es el METAL gente querida, ¡pura adrenalina! Los duelos de guitarras, la base sólida del bajo/batería y la Voz… la gran protagonista.

Esta FORMULA acompaña a muchos de los grupos que amamos. Nos deleitan en un tema con tiempos: entrada/ instrumental/ cierre. Tal cual un menú.

Ahora ya conocen porqué, como mujer me enamoré del ROCK.

Por aquella época, Tucumán era un semillero de rockeros, y muchos de ellos marcarían un sello fuerte en la historia Local. Para poder escucharlos íbamos a lugares como La Rosada (que no era más que una casa antigua de patios grandes, sin escenario) y nos sentábamos en el piso a disfrutar. Conseguir un demo era toda una aventura, lo máximo: una foto o póster en la legendaria galería EXPOCENTRO.

Hoy me sorprendo con la cantidad de material que circula en la calle y en las redes para poder conocer a las Bandas. Tenés revistas como LA IMBERBE, Blogs como Capotón Furioso, innumerables discos editados, recitales y variedad de lugares para disfrutar de la mejor música.

 

Desde la página de TucumanRock nos acompañan grandes protagonistas de aquel momento: Diaz Enrico. Molina y De la Vega nos comparten su larga experiencia en la escena musical.

En mi caso, desde mi lugarcito como público, nos zambullimos en la ciudad atrapando toda la movida y descubriendo las nuevas Bandas que vienen haciendo ruido por la ciudad.

¡Te invito a subir el volumen de tu equipo y a conocer y disfrutar de nuestro Rock!

Sandra T.

Los Chicles, Fines de 1995

 

De izquierda a derecha: Patricio García (guitarra, 18 años), Gerardo Cúneo (bajo, 19 años), Matías Lazzo (guitarra, 15 años), y Juan Carlos Thouvier (batería, 19 años).-

 

Con unos meses de formación, Los Chicles —entonces, Los Chiclets— tomaban la decisión de tener fotos para promoción. Esta es una de las primeras fotos de la banda y en ese momento estaban grabando su primer demo en estudio: “El monkey monkey” / “Cosas del amor”. Cuenta Patricio García: “El lugar es el patio de la casa de Gerardo Cúneo, en la Gobernador Gutiérrez. Nos pusimos sacos de nuestros padres o de diversa procedencia que nos quedaban demasiado grandes o chicos y anteojos locos. Creo que nunca volvimos a fotografiarnos con tanta producción. Fue a la mañana y se nota a Gerardo dormidísimo en la foto”.

En la reciente antología publicada por Patricio, Antología 1995​/​2016, podemos escuchar la versión original de la canción. “Gracias a la labor archivista de Fabián Cosiansi se conserva esta promo que hice para Radio Universidad en 1995 presentando “El monkey monkey”, y gracias a la labor investigativa de José Saravia, la grabación llegó a mis manos. Matías Lazzo inventó el riff de guitarra y yo hice el puente y la letra. Un poco queriendo emular a Los Telépatas, decidí tocar en ella un órgano sesentoso. Otra canción que recuerdo tratar de emular con este tema es “Sweet 69” de las Babes In Toyland, que me fascinaba”. Grabaron la canción: García en voz, teclados y programación; Gerardo Cúneo en voz y bajo; Matías Lazzo en guitarra; y Juan Carlos Thouvier en voz y batería. Fue producido por Los Chiclets y Oscar Flores, y de la ingeniería de sonido se encargó Sergio Risso; fue grabado en Suono Records, Tucumán. Un par de años más tarde, la canción, con una versión más larga, sería parte del primer disco de la banda —editado en casete— “Argh! Burp! Prrr!” (1997).

Volviendo a la foto, Patricio nos cuenta que fue tomada con una cámara muy básica, no recuerda qué marca, pero era familiar básica, y disparada (cree) por la hermana de Gerardo. Preguntamos, por último, si los sacos y corbatas tenían algo que ver con el concepto de los primeros Beatles. “Sí, por supuesto. Habían salido los Anthology por ese entonces y estábamos fanatizados, salvo Thouvier que acá aparece en una de las rarísimas veces que logramos que se ponga el saco. Y los imitábamos de alguna manera, nos parecía que eran un grupo a imitar (risas). También hay otro contexto: veníamos de ser Lady Penélope, banda nirvanera, y queríamos hacer un cambio de estética y desprendernos de lo grunge que para 1995 y sin Cobain ya era algo bastante lamentable. Queríamos ser un acto más popular, porque Lady Penélope era súper impopular: nos corrían de los lugares en donde tocábamos: así era tocar “grunge” en 1995 en Tucumán. Queríamos ofrecer una propuesta más pop, pero igual seguimos siendo parias” (risas).

¡¡Canten!!: Hay tutti-frutti, si / hay tutti-frutti en tu boca.. ♪

Tucumán En Cinta – Parte 1

Algunos de los que hacemos TucumanRock hicimos nuestra entrada en la escena, de una forma u otra, desde mediados de los 80 en adelante. En este espacio seguramente contaremos cosas que vivimos como testigos y hasta como protagonistas, pero… ¿qué pasa con los primeros 20 años de rock en Tucumán? Algún día investigaremos el porqué de que no haya una historia escrita aún, pero lo que hoy nos ocupa es empezar por hacer una revisión de las grabaciones en algo así como 30 años de rock tucumano, cuando el acceso a estudios y a una edición del material era muy difícil, casi una gesta heroica.

Primer material de nuestra historia por Los Fantasmas

Empecemos con el primer simple, el de Los Fantasmas, editado en 1970. Según consigna Esteban Cerioni en su blog Reddland (lamentablemente discontinuado) fue editado por el sello Parlophone EMI con el código 1233. Los Fantasmas fueron esencialmente una banda de covers y para este simple compusieron “Hombre Solitario” y “El Precio de la Vida”. Esta segunda formación de la banda incluía a Oscar Imhoff, Juan Escalante, Oscar Buriek, Carlos Gordillo, Chiquín Medina y Jorge Tobchi.

Los Fantasmas – Fuente: Efecto Burbuja

Los Bang con otro simple

El segundo simple llegaría en 1971 con Los Bang, la banda de Hugo Marcantonio formada en 1965 que también tenía un repertorio de covers y algunas canciones propias como Juan Siglo XX y Si Consigues, las incluidas en el simple. Siguiendo con la información del blog, fue presentado en el cine Plaza un domingo a la mañana, horario que hoy parece atípico pero era algo muy usual en la época. Los Bang habían tocado en la primera edición del festival B.A.Rock, donde llamaron la atención de los productores de Odeón, que editaron el simple con el código DTOA 8684 (info del blog de Esteban, por supuesto). Las canciones se grabaron en vivo en 2 canales en los estudios porteños de la filial argentina del sello que editaba a The Beatles. Según el mismo Esteban, junto a Los Sabuesos y Los Fantasmas “componen la triada de monstruos sagrados de pioneros del rock tucumano”. Además de Marcantonio, esta formación de Los Bang incluía a “Negro” Palacios, Perico Migliorini, Humberto Rava y Raúl Baralo. Ninguno de estos dos simples fueron reeditados en CD, y están descatalogados.

Los Bang – Fuente: Efecto Burbuja

El primer Long Play, a cargo de Redd

El primer LP, esto es “disco de larga duración”, sería Tristes Noticias del Imperio, de Redd, el entonces trío de Luis Albornoz, Juan Escalante y Esteban Cerioni. Lo grabó el portugués Da Silva en los Estudios Netto, en Buenos Aires, en 20 horas, tiempo record. Siguiendo el ejemplo de sus amigos de M.I.A. (Músicos Independientes Asociados, colectivo de la familia Vitale) se hizo todo de manera independiente, siendo uno de los pocos ejemplos de auto-producción discográfica de la época no sólo en Tucumán sino en el resto del país (Bs. As. incluida). Grabado y editado en 1978, ya convertido en objeto de culto llegaría al CD a través de una edición internacional del sello brasilero Progressive Rock y una edición 30 aniversario por el sello Viajero Inmóvil.

Portada del primer disco de Redd

Otra creación de Redd

La segunda formación de Redd (esto es Albornoz, Cerioni, Oscar Imhoff, Marco Pusineri y Juan Pollo Raffo) grabaría “Cuentos del Subsuelo” en Octubre de 1979 nuevamente en Bs. As. y reincidirían  con el portugués Da Silva como ingeniero. Pero este disco no tuvo más que una tirada en cassette, hasta que el sello Progressive Rock hiciera justicia en 1996 y lo editara en CD.

Portada de la edición en CD del 2do disco de Redd

Flux edita un LP

En el verano de 1987 Hugo Marcantonio y Luis Albornoz, junto a Ana María Frías, Patricia Ahualli, Pedro Gómez (otro ex Bang) y Raúl Aybar, bajo el nombre de Flux, grabarían el segundo longplay de esta crónica (y único de su breve historia): Detrás del Humo. Se grabó en los estudios Moebio, en Bs As, y fue editado a fines de ese año en cassette y LP en el sello Allen Records bajo el número AR-1002. El disco se presentó ante un Teatro San Martín colmado, con sonido y luces alquilados especialmente de la empresa de Héctor Starc, como solían traer las bandas importantes que visitaban la provincia. A Flux corresponden los primeros videos de difusión del rock tucumano, en realidad unas tomas de la banda (ya con Chechi Bazzano reemplazando a Frías en los teclados) haciendo playback en los viejos estudios de Canal 8 de Salta y Delfín Gallo, que rotaron hasta el cansancio en ese canal y hoy deben dormir en alguna estantería. Tampoco fue reeditado en CD, y si bien está descatalogado, se pueden encontrar algunos vinilos de segunda mano en Mercado Libre.

 

Detrás del Humo, de Flux. Publicación de Mercado Libre

 

Sirva esta primera nota como introducción; en una segunda parte escribiremos de algunas otras grabaciones posteriores, estudios, etc. Pero en algo así como 20 años de rock en Tucumán, encontramos tan poco material grabado y editado. ¿La falta de estudios en la provincia es el motivo? Si Redd pudo… ¿por qué nadie más lo hizo? Antes de que lo digan, eran años difíciles, si.

Como dijo alguna vez Gustavo Rowek: “Con el Rock lo primero que se pierde es la memoria”. Así que están por demás invitados a sumar datos y corregir lo que hayamos pasado por alto. Contamos con ustedes, amigos.

PD: Visiten también el blog de Homero Sanchez, Efecto Burbuja, que en su momento se ocupó de las primeras bandas del rock tucumano, además de bandas nuevas y otros artículos.

 

Eduardo Marcé