Disfrutando un viernes 13 - Nysas - Onix - La Muerte del Sol - TucumanRock

Disfrutando un Viernes 13

La noche estaba fresca pero linda, ideal para ir a un recital. Mis ojos brillaron a ver qué en la cartelera decía Nysas, Onix y La Muerte del Sol… ¡Qué bandas!

El lugar en si, está bueno, donde tocan las bandas; salvo la recepción o entrada donde funciona una especie de peña (?), digo una especie porque en realidad no se sabe bien que es jajajaja: me refiero al famoso Teatro de la Paz. De una cosa estoy seguro, es un lugar apto para tocar y eso ya es mucho aquí en Tucumán (no me quejo) pero lo que estaría bueno sería hacer una entrada especial para el salón donde se hacen los recitales.

Foto por Enrique Schvartz

A las 12:30 Nysas se puso los botines para entrar a la cancha, lo que yo no esperaba un tema como “Estigia” de arranque, me sacudió la caspa sin necesidad de manos jajajaja. ¡Impresionante!; aunque la voz estaba un poquito baja al principio, la banda detonó su repertorio de metal alternativo sin guardarse nada haciéndonos viajar musicalmente. Para el tercer tema la voz agarró el lugar que le correspondía (por el volumen digo).

Foto por Enrique Schvartz

A la mitad del set anuncian un invitado, era Charly de La Muerte del Sol para el tema Gravitando (Temazo). Para el final Matías Orquera dio la noticia de que el primer disco de la banda esta muy cerca de ver la luz, aproximadamente en Marzo de 2018. Lo que más me gustó de Nysas fue ver cómo sienten y disfrutan su música; ver como ellos gozan y se compenetran con su arte son cualidades valiosísimas porque transmiten literalmente lo que sienten.

Foto por Enrique Schvartz

Les llegó el turno a Onix, banda de la cual no sabía mucho; solo escuché un comentario que hacían una onda Dream Theater, banda que nunca me llamó  la atención (y eso que amo el metal progresivo). Así que tenía un prejuicio antes de escucharlos, de todas formas me paré frente al escenario para descubrir lo que tenían para dar… que les puedo decir… me taparon la boca y quitaron de mi cabeza todo tipo de juicio previo.

Foto por Enrique Schvartz

Sonaron bien ajustados en una ensalada de terribles riffs, bases machacantes y majestuosos arreglos. ¡Ojo! la voz también está a la altura de las circunstancias, con mucha melodía y por sobre todo potencia. No quería dejar de destacar la actuación de Maxi Escandar, que además de su excelente desempeño en la batería, me sorprendió ver que en el medio de un tema (Amenhotep), se levanta rápidamente de su instrumento y agarra un derbake (instrumento de percusión de la música de medio oriente) para una sesión instrumental en medio del tema, ¡impresionante!. Mis felicitaciones para estos pibes que la rompieron esa noche. Una sola crítica: estaría bueno que el cantante permanezca en el escenario haciendo el aguante durante todo el set, nada más; visualmente queda mejor.

Foto por Enrique Schvartz

La bomba estalló con “Claroscuro” de la mano de La Muerte del Sol, la onda expansiva se hizo sentir desde el primer segundo. La forma en que estos 3 individuos manufacturan su música se los podría comparar con un planchazo en el pecho, de esos que te hacen tocar el mentón con el esternón jajajaj. La lista de temas se fue desarrollando de manera impecable con un Tigre iluminado, voraz y sin piedad, generando una base rítmica demoledora.

Foto por Enrique Schvartz

Esto no sería posible sin esas cuatro cuerdas que hacían temblar el teatro. En temas como “Lluvia Negra”, “La Muerte del Sol” y “El Juego de Matar” fue donde Charly dio una clase maestra de como cantar poderosamente penetrando los oídos y enfermando de placer a todo el público presente. Casi al final del set, en “Mandrágora” subió Maxi con su derbake nuevamente como invitado, tengo que resaltar que este instrumento es bastante “raro” escucharlo en una banda local, pero queda fantástico como arreglo.

Foto por Enrique Schvartz

Faltando un tema para concluir llegó un invitado inesperado al escenario, se trataba de un perro callejero que subió y se bancó el volumen y la adrenalina de la banda como si nada jajajaj, una linda perlita para mencionar. La lista de temas vio su fin con “Circus” destilando fuerza por donde se lo escuche, ¡un manjar!

La organización del evento en general fue fantástica, desde el lugar, las luces, el sonido, en fin… Entre banda y banda transcurría poco tiempo y se lo aprovechaba para el sorteo de un total de 10 CD’s y un tattoo como para mantener entretenido al público (una muy buena idea). Por suerte fue bastante gente y las bandas pudieron arrancar a horario en una noche propicia para escuchar buena música.

Me siento realmente orgulloso de la calidad de espectáculo y de música que nos hizo disfrutar esta gente un Viernes 13. ¡¡¡QUE SE REPITA!!!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *