Entradas

Un Lugar Donde Me Sienta Feliz: Peces Gordos y los 20 Años de Corazón de Blues

Ya habíamos contado en otras oportunidades sobre grabaciones en el rock tucumano. Desde los simples de Bangs y Fantasmas, pasando por los discos de Redd, demos y producciones independientes, hasta llegar al CD de 448 en 1996, al que seguro también le debemos una nota.

Sin desmerecer los compilados editados en CD, “Una Historia Diferente” de 1995 y “Rock a Toda Vida” de 1997 (del que verán que tiene algo que ver con lo que contamos hoy), tomemos entonces al de 448 como el primer CD de una banda tucumana, sigamos con el que sería el segundo CD, el de Pipa Ogayar, “Nada, Nada, Nada”, editado en 1997. Pero llegaría 1998, y con él 4 bandas, fundamentales en esos años, que asumirían la tarea de poner en plástico y aluminio sus primeros trabajos: La Insignia, Peces Gordos, La Banda de Tu Hermana y Karma Sudaca.

Comencemos entonces por Peces Gordos, el primero de los cuatro en grabarse. Con ustedes, “Corazón de Blues” a 20 años.

Portada de «Corazón de Blues»

Cómo se armó la banda:

Luis d’Orieux (Batería): La banda la armamos en un pub que se llamaba “La Rambla” (era como un subsuelo en la calle Corrientes entre 25 y Laprida), yo estaba como encargado ahí de la parte musical. Ese fue el comienzo de Los Peces, en el año 1993, y en el ’94 nos afianzamos como banda.

Pablo Pacífico (Voz): la banda está formada desde principios del ’94. La formación se empieza a consolidar en el ‘95/96 y comenzamos más seriamente con los temas nuestros.

Ricardo Iguana Abregú (Bajo): Yo entré al mes de que se formó la banda, reemplazando a Pedro Gómez.

Chechi Bazzano (Guitarra): yo creo que entré en el ’95, y para el ’96 ya estaba la banda armadísima, con Cachi, Iguana, Pablo y el Gordo, y con Vampiro incluso, que estaba en esa época.

Luis: Cachi es de Santiago del Estero e iba a todas nuestras tocadas, hasta que un día estaba entre el público, lo invitamos a subir y le propusimos pertenecer a la banda.

Cachi Pajón (Teclados): Yo ya venia de Santiago haciendo otras grabaciones con mis bandas de allá, con grupos de folclore, de guaracha, pero yo me vengo a Tucumán por Los Peces.

Luis: Panchito se subió a zapar una noche en Rosario de la Frontera y no se bajó más

Pancho Gómez (Saxo Alto): En enero de 1997 Silvio Mercado (N. del R.: baterista de varias bandas desde los ‘80s) los llevaba para Rosario De La Frontera (mi ciudad) y hablando con ellos sobre intentar cambiar un poco el sonido de la banda e incorporar un saxofonista, Silvio les dice que justo adonde iban estaba de vacaciones un saxofonista que cursaba en Tucumán. Me presenté en la prueba de sonido y quedamos de acuerdo en las canciones en las que iba a participar esa noche. Salió todo bien y terminando la noche me invitaron a tocar con ellos el siguiente fin de semana, y después ya me invitaron a integrarme al grupo.

Iguana: A Panchito lo conocimos una vez que fuimos a tocar a Rosario de la Frontera, él es de ahí, y se sumó para siempre. Hubo otros que se sumaban de acuerdo a la necesidad, como Vampiro y Carlitos Anastacio, que grabaron los vientos junto a Pancho.

Eduardo Vampiro Vardiero (Saxo Tenor, invitado): No recuerdo exactamente cuando empecé a tocar con ellos, pero habrá sido entre unos meses antes de la grabación y hasta un año y medio después. Mí participación en Los Peces era exclusivamente en sus shows de ese album. Fui el primer saxofonista.

Contratapa de «Corazón de Blues»

Las Canciones:

Chechi: a fines del ‘95/’96 componíamos las canciones en la casa del Gordo, en la calle Virrey Vertiz, salvo Peces Gordos, que ya estaba hecho, y Para mí, que Pablo ya lo tenía hecho pero en otra versión, era más rápida y yo se la arreglé para que quede como se grabó en el disco. Las canciones salían por zapadas o alguna idea que tirábamos, enseguida Pablo esbozaba una melodía y nosostros se la completábamos, hicimos los arreglos ahí. Para los arreglos de vientos tiraba algunas ideas yo. A las letras, Pablo mayormente las escribía en el ensayo, no sé si fue la de Barrio Oeste II o Patricia Natural, que la escribió al toque y después de cantarla una vez hizo un bollo y tiró la letra, y ya se la acordaba.

Cachi: Cuando entré a la banda tenían 5 canciones propias, Peces Gordos, Mucho Poquitito y Nada, Para mí, y otros 2 que descartamos. Yo era el nuevo y tocaba de otra forma diferente a los anteriores tecladistas. No opinaba absolutamente nada al principio, después empecé a proponer cosas musicales y empezaron a gustar y es como que les empecé a abrir la cabeza y ellos empezaron a abrirme la cabeza a mí. De ahí empezamos a componer algunas canciones. Después me abrieron un poco el camino para que pueda meter composiciones mías, más que nada la música porque las letras las hacía Pablo. Chechi hizo muchas composiciones, Iguana también, era una banda con cabezas bastante polenta, y teníamos carácter fuerte también.

Iguana: Peces Gordos salió en una prueba de sonido que hacíamos antes de tocar en Alto Urquiza, las demás salían en los ensayos.

Luis: en el camino de aquellos viajes, aprovechábamos para ir componiendo y armando temas o sacando covers y armar la lista de temas.

Cachi: Patricia Natural, por ejemplo, salió en Santiago. Había una travesti que se llamaba Patricia; Pablo le agregó el Natural, hizo la letra y se completó todo. Para Mí fue la primera canción que compuso Pablo, cuando tenía 15 o 16 años. Después salió Barrio Oeste II, que fue genial, cuando la terminamos de componer fue como que la canción nos dictaminó sola todos los arreglos. Las canciones iban saliendo así.

Chechi: laburábamos tocando covers y un par de canciones propias, Peces Gordos y Blues de ReMI de Ariel Ortega (N. del R.: ex tecladista), después nos fuimos consolidando como banda de canciones propias. Fue una gran experiencia de composición grupal. Si bien el disco tenía la influencia de Memphis y otras bandas, las letras hablaban de lo que pasaba en Tucumán, o de historias que había vivido Pablo, o los Peces durante las giras.

Los Arreglos:

Pablo: los músicos que estaban eran demasiado buenos, y los arreglos y las formas que les daban a mis letras y a mis canciones primitivas eran grandiosas.

Pancho: Hubo muchos ensayos en lo del Gordo, mucho de dejar volar la imaginación, intercambiar ideas, opiniones, matices. Uno caía con una idea de canción que se estaba gestando, esa idea empezaba a mutar con los aportes de los integrantes, siempre llevando el estandarte Chechi con su conocimiento, tambien Cachi con su formación académica, todos hacíamos lo que podíamos. Luis no tiene formación académica pero tiene mucho oficio, años tocando.

Iguana: lo que más recuerdo es hacer los arreglos de vientos y esas cosas sin saber, no teníamos idea, nunca habíamos arreglado canciones para un disco, lo hicimos todo nosotros.

Vampiro: Imposible olvidar como se hicieron los arreglos. Estaban hechos por Chechi y por Cachi, o sea, intocables prácticamente. Es que es MUY distinto pensar arreglos de vientos si no sos instrumentista de vientos. Las alturas, ligaduras e inflexiones son casi opuestas entre una guitarra y un saxo. Fue (al menos para mí) un dolor de huevos aprenderlos. Y por eso te destacaba que fui el primer saxofonista, a mí me tocó hacer sonar esos arreglos. Fue bastante peliagudo. Cuando entró Pancho (que ya estaba establecido como el saxo titular) fue al mismo tiempo que Carlitos Anastacio en trompeta, y las tres voces ya estaban completamente resueltas. No te olvides que eran arreglos de Chechi «1000 acordes» Bazanno y Cachi Pajón, docente titulado de piano y armonía. En resumen, salvo tocarlos, estaba todo resuelto.

Chechi: La preproducción se fue haciendo mientras planeabamos el disco, fuimos con las canciones bastante aceitadas, los arreglos estaban escritos, los de vientos principalmente. Alguna cosita puede haber salido en el estudio, pero la mayoría ya estaban hechas.

Peces Gordos – Mucho, Poquitito y Nada (clip)

Ya contados los detalles de cómo se fue armando la banda, las canciones y arreglos, llegaría el momento de grabar, y ahí es cuando volvemos al citado compilado “Rock a Toda Vida”. El germen de este CD fue un concurso donde, durante 4 domingos, un montón de bandas tocaron en las instalaciones del shopping de la Terminal y un jurado evaluaba e iba eligiendo las que iban a una fecha final. Algunas bandas no participaron, varias históricas fueron quedando afuera (caso Los Chicles, Juez Dredd, Khatrú, entre otras) y en la última jornada quedaron seleccionadas las que grabarían 1 canción (La Insignia, Hocus Pocus y El Negrex) y las que grabarían 2: Karma Sudaca, Hernán Vallejo con Stradivarius, Casta y Pura, Los Anteojos del Tío Freddy y, claro, Peces Gordos, quienes tendrían sus canciones al inicio del disco (Barrio Oeste II) y cerrándolo (Pollo a $6), aunque no sería la mezcla que escuchamos en “Corazón de Blues” sino que es la que harían los productores sin intervención de las bandas participantes. El compilado saldría editado en 1997. Sigamos con el relato de los protagonistas de esta nota:

Luis: se vio la necesidad de grabar, justo en ese momento ganamos un concurso de bandas, era un compilado de distintas bandas. Fuimos a Santiago a grabar este disco en el estudio “La Mosca”, de Juan Antuz. Nos dieron la posibilidad de grabar 2 temas para el disco.

Chechi: y ahí salió la idea de grabar el disco completo. Cachi ya tenía experiencia de grabar ahí, y los resultados habían sido buenos.

Iguana: Aprovechamos ese estudio porque ahí grababamos las bandas que habíamos ganado el concurso de «Rock a Toda Vida». Esa grabación de 2 canciones no nos costaban dinero ya que la pagaba el shopping de la Terminal, y grabamos las otras canciones.

Cachi: Uno de los productores del compilado era uno de los guitarristas de Virus (Daniel Sbarra), ellos no tocaron nuestro laburo, realmente estábamos haciendo las cosas bien. Fuimos la única banda a la que no le dijeron nada, ni tocaron nada de los controles.

Luis: Varios teníamos experiencia de grabar, pero grabar con Los Peces era algo especial, fueron días muy intensos, porque nos fuimos un viernes después de tocar a la tarde. Al otro día arrancamos a grabar a primera hora, ahí se nos sumaron Vampiro y Carlitos Anastacio.

Cachi: se grabó en 2 fines de semana. Tocamos el viernes en el Shopping de la Terminal, desarmamos y nos fuimos a Santiago, nos quedamos en mi casa, y arrancamos el sábado a la mañana hasta el domingo a la noche, esa fue la primera sesión.

Iguana: Grababamos todos juntos guitarras, baterías, bajos, vientos y las voces, y el resto lo grabó Cachi después, todavía estaba viviendo en Santiago, y después invitamos a Juan que puso un solito. Grabamos como 24 horas seguidas, empezando a las 10 de la mañana de un sábado y terminamos a las 8 de la mañana del otro día.

Pancho: era la primera vez que grababa con una sección de vientos. Yo tenía todavía mi primer saxo, aún con la boquilla original, que nunca es de lo mejor, y estar con ellos que ya tenían su sonido y mucha experiencia fue algo enriquecedor. Grabar los 3 vientos juntos fue un desafío tremendo, más con Juan siendo tan meticuloso, nos hacía escuchar los detalles para poder conjugar a la perfección los vientos y lograr la armonía, los tempos, los detalles, los crecientes y decrecientes.

Arte interno de «Corazón de Blues»

La primera parte de la grabación comenzó el sábado 12 de Abril de 1997, y terminaría el día lunes 14, si bien en el libro interno del CD figura “Entre el 14 y el 16”. El lunes 14 era el día que tenían asignado para grabar las canciones del compilado, que se hacían a un día por banda. En esos días se grabaron las canciones “Peces Gordos”, “Mucho, Poquitito y Nada”, “El Barquito”, “Barrio Oeste II”, “Gato Negro” y “Pollo a $6”. La segunda parte se haría entre mayo y junio, ya sin Vampiro ni Carlos Anastasio, y con Ramón Antuz al comando de la consola, debido a la ausencia de Juan que en esos momentos era el guitarrista de Peteco Carabajal.

Cachi: Después yo grababa los teclados, se grabó el solo de Juan (N. del R: para “El Barquito”) que lo grabó el solo, me mostró varias opciones pero la primera que grabó estaba bárbara. Yo venía tocando con Sandra Diaz Alderete, canta muy bien y era el registro que daba para lo que necesitábamos. En menos de una hora grabó los coros (N. del R: también para “El Barquito”) y estuvo fantástico.

Pablo: A «Para mí» lo grabamos de una sola toma, ninguno quería grabarlo, decían que les sonaba a Macaferri & Asociados. Chechi tarde en la noche decide grabarlo y lo hacemos de una sola toma, ya casi cuando estaba todo hecho. Es una canción que si quedó en el tiempo se lo debe a si misma.

Cachi: En la segunda sesión Chechi se tenía que volver a Tucumán antes, y en una sola toma grabó Para Mí, con una guitarra acústica Yamaha de 12 cuerdas mía.

Cachi: la semana siguiente yo volvía a Santiago y empezábamos las mezclas con Juan, la idea era que sonara como si estuviéramos tocando en vivo. Pero hubo un inconveniente, por que la primera tanda la había grabado Juan Antuz y la segunda Ramón. Si te ponés a escuchar hay algunas diferencias, en el sonido de las baterías más que nada, pero se pudo equiparar. Elegimos el estudio El Pie, de Alejandro Lerner, para masterizar con Sebastián Hillman y Mario Breuer, quedó muy bueno.

Afiche de la presentación de «Corazón de Blues»

Si bien venían tocando sus canciones antes de grabarlas, fueron ganando protagonismo en los shows siguientes a la grabación, sonando en las radios, hasta llegar a la gran presentación oficial del disco, el 8 de Agosto de 1998 en lo que en ese momento se conocía como La Zona (dado que el grupo La Zona lo regenteaba), pero que en realidad es la Sociedad Francesa de San Juan 751. Para esos shows también incluyeron algunos covers (la apertura de Green Onions, What a Wonderful World), las 10 canciones del disco, y algunas canciones nuevas que no llegaron a grabarse (Rock & Roll de Federico, Lluvia de Verano, No Llores Más y Fanky). Ahora esa es la pregunta, ¿por qué no se grabó otro disco?, ¿Qué pasaría de ahí en más con Peces Gordos? Dejemos que la cuenten ellos:

Cachi: Cuando empezamos a ir a Buenos Aires, fuimos a un lugar en San Telmo invitados por la gente de Blues Special, y participamos de un compilado en vivo, grabado por Rinaldo Raffanelli (N. del R.: bajista de Sui Generis, Polifemo, etc). En esa época Chechi ya no estaba, estaban Cuchón y Dani Pacheco. Hubo intenciones de grabar un disco, se iba a llamar Piel & Hueso, ya teníamos el material, pero fue una época en la que tocábamos muchísimo, andábamos mucho de gira, llegamos hasta Bolivia, Buenos Aires, todo el NOA, no había mucho tiempo de entrar a grabar. Nos separamos, y cuando volvimos en el 2012, llenamos el Teatro Alberdi, y decidimos, en vez de grabar un disco, sacar un DVD con ese show. Después empezamos a tocar, se compusieron canciones nuevas, pero nunca pudimos concretar un segundo disco. Y luego se vinieron las ultimas formaciones de Los Peces de las cuales ya no participe.

Iguana: No sé porqué no se hizo otro disco, llegó un momento en que Chechi se fue de la banda, y desde ahí no se produjo más de lo que ya estaba, veníamos tocando mucho el mismo repertorio. Ya estaba cansado, el ambiente musical estaba pudriéndose, muchas bandas de covers con computadoras. Nosotros jamás largamos una secuencia o una pista de nada, con esas cosas se iban perdiendo mis ganas, mi tolerancia hacia situaciones comunes que hay en todas las bandas, pero a veces uno las soporta y después las deja de soportar, fue mi caso, y me fui.

Chechi: Hay nuevas canciones grabadas en vivo, que nunca terminaron siendo un disco. En un momento empezamos a patinar, ya teníamos material para un nuevo disco, por eso termino dejando la banda, yo estaba con muchas ganas de seguir componiendo y otros no tanto.

Luis: teníamos material para grabar varios discos, temas que fueron tocados en vivo y quedaron registrados en video, que seguramente en algún momento los vamos a grabar.

Pancho: se apagó un sueño que cada uno, algunos más otros menos, tenía; una ilusión que se fue dando contra la realidad y se terminó de estrellar cuando el manager (Federico Mainardi) en un viaje a Buenos Aires se puso en contacto con una gente que se iba a hacer cargo de producir este disco y los posteriores, hacer giras, darnos a conocer a otro nivel; llevarnos al plano nacional. Pero nos sugerían que para que esto funcione fuéramos al menos 3 veces al año a Buenos Aires con una estadía de 3 o 4 semanas, lo cual fue una puñalada letal. Cada uno tenía su familia, algunos con hijos chicos, su trabajo, algunos en relación de dependencia. Para mí era abandonar mi objetivo principal de obtener mi título universitario, tenía que dejar mi carrera. Nos cambió a cada uno los sueños, las ilusiones, disgregando esa unión que teníamos, mató la posibilidad de hacer otro disco, nos dimos con que para lograr todo eso teníamos que andar mucho y lejos mucho tiempo. Ninguno estuvo dispuesto a sacrificarse hasta tal punto.

Iguana: Los Peces siguieron tocando mucho tiempo más, y no fue hasta una cena de fin de año de Swan donde nos juntamos con Chechi y Luis y conversando, salió la idea de volver, y concretar cosas que no se habían podido hacer, no sé si por falta de ganas o que, pero se habían dejado de hacer y yo tenía ganas de concretar (ese fue por el motivo por el que me fui, y también el motivo principal por el que me volví a ir). No estábamos concretando nada, teníamos un disco entero listo para grabar y no lo grabamos, querían hacer más temas nuevos y yo quería dejar plasmados los que ya teníamos.

Volante del show presentación de «Corazón de Blues»

Parafraseando a la canción emblema del disco, “Para Mí”, hay momento de su vida como banda que se llevarán hasta el fin. Consultados acerca de su visión del disco con el tiempo transcurrido, fue una constante que mezclaran como ven y sienten el disco ahora con una catarata de recuerdos de su vida en la banda. Tanto que hizo que celebraran los 20 años del disco y surgiera una vuelta a la actividad que solo el tiempo dirá que les/nos traerá (¿canciones nuevas? Disco nuevo? Unos shows y siguen con sus vidas musicales?). Leamos que balance sacan del disco:

Pablo: Creo que el disco tiene el toque  justo de rock pero no tiene un estilo determinado, varía entre rock, funk, de todo un poco pero con la personalidad que tenía en ese momento la banda, que era bastante ecléctica ya que veníamos de tocar de todo. Es un disco que va a quedar en el tiempo como algo de avanzada para esa época, no creo que hay canciones que sean fáciles, más allá de Para Mí que es un acústico, son todas bien elaboradas con letras que dicen algo, con cortes, puentes, remates, creo que es un buen disco. Fue como un parto esperar al correo, recibir las cajas, abrirlas. Tuvo su espera y su misterio eso de hacer un disco, fue una de las cosas más lindas que me pasaron

Iguana: Las canciones me las acuerdo a todas, creo que si nos juntamos ahora a tocar las canciones nos acordaríamos todos. Hay canciones que no están en el disco que me gustan más de las que están. Lo que pasé con Peces Gordos fue una cosa única, increíble, muy divertida, fuimos familia, y de haber sido familia quedamos muy amigos entre todos, nadie se fue peleado con nadie ni con ningún tipo de rencor, nos seguimos viendo, con Chechi tuve una actividad musical intensa, toqué en la banda de Cachi, todos seguimos nuestra parte musical, pero creo que ninguno llegó a tener con sus otros proyectos lo que se tuvo con los Peces, que fue increíble. Hicimos cosas que no recuerdo otra banda que lo haya hecho, salvo La Banda de Rock & Roll (N. del R.: banda de Santiago Caminos de principios de los 90’s) usando escenografía, actores, video

Vampiro: Estuve escuchando algunos temas del disco hace poco, está bien, los Peces siempre buscaron un sonido clásico, que fue logrado. Es un gran disco, con canciones que se instalaron a fuerza de ser excelentes canciones, Y todo Tucumán conoce varios temas de ese álbum. La verdad es que fue una experiencia fundamental en mí carrera, Tanto desde lo profesional como desde lo afectivo, Tocamos en todos lados realmente, incluso giramos con Memphis La Blusera. Y la amistad, el cariño y el respeto con todos los Peces es invaluable e inolvidable para mí

Pancho: no me acordaba que había pasado tanto tiempo, no lo tenía presente, se me vienen todos los momentos encima. Lo recuerdo de la mejor manera, fue una etapa maravillosa, espectacular. El momento de la presentación, y lo que vino después, me trae muy buenos recuerdos; todos los desacuerdos que pudo haber quedan opacados. Estoy muy agradecido a cada uno de la banda de que me hayan dado este lugar y darme todo lo que me dieron

Cachi: En estos años que no estuve tocando con ellos siempre de una u otra forma la gente se acercaba y me hacía acordar. Una vez lo estaba bañando a Balti (N. del R.: su hijo menor), tenía un año y medio, 2, era chiquito. En la casa de enfrente había obreros, que siempre escuchaban radio, y uno cambia el dial y justo estaba sonando Barrio Oeste II.

Luis: “Corazón” fue un álbum sumamente fructífero que nos dio muchas satisfacciones y que además se escuchó en todos lados, hasta tuvimos la oportunidad de ir a tocar con Pablo a EEUU. Nos duró mucho “Corazón de Blues”, 20 años pasaron y se sigue escuchando.

Pablo Pacifico, Iguana Abregu, Chechi Bazzano, Luis d’Orieux, Cachi Pajon

Seguro se están preguntando que están haciendo los Peces con su vida musical, así que acá vamos: Cachi Pajón tiene Mil Castigos (antes llamados Imago, por donde también pasó Iguana), y además acaba de sacar un disco solista instrumental, “Ancestros”. Chechi toca en Tripas Calientes (por donde también pasaron Luis e Iguana) y en C-Nota (con Iguana). Pablo canta Jazz y se presenta como solista acompañado por los Sukampiones (con algunos musicos que pasaron por otras formaciones de Peces). Luis tiene La Pesada del Gordo con músicos muy jóvenes del interior. Pancho vive en La Cocha, divide su carrera de contador entre capital, el sur de la provincia y Catamarca. Iguana toca en C-Nota con Chechi y en Panzones (con su hijo Facundo)

 Concluyamos entonces con un imaginario brindis por estos 20 años de unos de los discos claves de la escena rockera tucumana, de una banda igual de trascendente, mientras esperan la siguiente nota de repaso de alguno de los otros 3 discos que estamos preparando.

 Contanos acá abajo tu recuerdo de “Corazón de Blues

 

Eduardo Marce y Alvaro de la Vega

Una Fecha Histórica – «Leyendas Del Rock»

Creo que a estas alturas es de público conocimiento mi fanatismo por la 448, será porque fue la primera banda que vi en vivo, o por tantas veces de verlos ensayar (donde Pedro Chabán me enseñara tocar la bata antes de cada ensayo), o de ir a infinidad de lugares donde tocaron en nuestra provincia. La verdad no lo se bien, lo que si se es que su música me llegó al corazón, fue amor a primera escucha.

Hace como 2 años atrás decidí hacer un super post en mi blog (CapotonFurioso), entonces decidí buscar información de la banda, y la verdad que me dio bronca encontrar miseria en la web, sobre todo conociendo la importancia histórica de la banda. Por esta razón apelé a mi memoria y a la ayuda de amigos para hacerlo. A dicho post lo terminé con una frase que reflejaba la esperanza de volver a ver a este bandón arriba de un escenario:

“Ojalá en algún momento puedan juntarse y hacer aunque más no sea una tocada en su ciudad natal y así poder revivir aquellos años en los que eramos felices y no nos dábamos cuenta”.

Pasaron 2 años de esto cuando me encontré con Rolo en el Nesta, después de que tocara Tunkila con su banda actual, «Tauser«. Me acerqué a saludarlo y le pedí que se junte con la «4» para mi cumple, y sin dudarlo me dijo «¡¡SI!! pero que sea algo tranqui». La cuestión fue que un par de amigos: Martín Barrionuevo y Edmundo Paiz Magli se enteraron de esto y me empezaron a meter fichas para que hagamos algo más grande. Me tomé el trabajo de ir preguntando a cada uno de los integrantes de a 448 si se animaban a hacer algo de tal magnitud, y ¿que creen? Obtuve un «si» de respuesta. ¡Ahí comenzó esta nueva parte de la historia!

Muchas cosas que se fueron dando paralelamente, como ser la reunión de UT, después de 34 años y la edición de su disco «Como Un Mamut». El cumple número 20 de «Títere», el primer disco de Karma y los 26 años de vida de PriztikTodas estas casualidades permitieron generar una reunión de tal magnitud.

Así es como nace esta tremenda fecha histórica…

UT: después de 34 años de su separación, la primera banda de heavy metal de nuestra provincia (incluso antes de V8), y la cual inspiró a numerosos músicos de nuestra escena, presenta su tremendo primer disco, “Como un Mamut”. ¡Una banda con un peso histórico único!

UT – Despega al Fin (del disco «Como un Mamut»)

Karma Sudaca: la banda festeja sus 20 años de la presentación de “Títere”, su primer gran disco, que dejó un legado y una huella imborrable en nuestra música, en una noche a puro rock directo a las venas.

Karma Sudaca – Vengo Por Ti

Priztik: la banda cumplió 26 años ininterrumpidos de tocar lo que más sabe hacer, Thrash Metal filoso y violento. Se unen a esta fecha fantástica para dejar bien claro que lo que hacen es una forma de vida.

Priztik – Convirtiendo la Caridad en Miseria

Por única vez y después de 13 años la 448 se reúne para dar su último gran show, el cual será filmado y grabado para un disco en vivo, el primer vivo de su historia. La 448 cierra un ciclo dejando una huella imborrable en el Rock de nuestra provincia, con invitados sumamente importantes en la vida de la banda. El show de la «4» promete ser salvaje, los chicos no quieren guardarse nada.

448 – Polución en Tucson

Quiero agradecer a todas las bandas por participar de este gran evento, pero en especial a los integrantes de la 4 que se embarcaron en esta aventura por mi culpa jajajajaja. Algunos tienen sus proyectos propios como músicos, otros ya colgaron los guantes hace rato. En fin… sin importar nada se pusieron a ensayar, a sacar de nuevo aquellos himnos que quedaron guardados en la historia de nuestro rock para brindarse de lleno a su público y amigos. Se los puedo asegurar, esto va a ser inolvidable, no tengo más que palabras de agradecimiento, ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!

448 – 2018

«El Flaco» Ahumada (bata), «Antorcha» Bellos (coros), «Tunkila» Marin (viola), «Pedrito» Chaban (bata), «Rolo» Marin (voz), «El Sordo» Cristian (bajo), «La Muñeca» Fraszczak (viola), «El Goma» Perez (bajo) y «Villor»(sample)

AGENDAR!!!!!!

El evento se realizará el sábado 25 de agosto en el Templo del rock tucumano, “Robert Nesta” (San Martín 1129) a las 23 hs puntuales.
Las anticipadas se pueden conseguir en Plan B (San Lorenzo 359) y Revancha Store (Crisóstomo Álvarez 464).

Matias Medina Meson

Edad: Adivinen!

Apodo: No tengo

Instrumento: Bateria

Banda Actual: Nysas

Bandas que militó: Crios, Zyon.

Gustos musicales: La Insignia, Alcanfor Para Gorriones, 448, Once Mares, Zener, Nadadores, El Clan de la Niebla, Delphoz y muchas más.

Anécdota

Con Críos invitamos a Corbata (cantante y bajista de Carajo) para participar del disco. El iba a grabar el bajo en una canción, aprovechando que venía, decidimos organizar un reci junto a Minoría Activa, iba a ser una excelente fecha pero al final nunca vino… un bajón.

Pasó un tiempo y nos vamos con Rolo a Bs. As. a promocionar el disco y me dice que los chabónes de Minoría Activa estaban en MuchMusic; iban a tocar ahí, entonces decidimos ir a verlos y hacer contactos para la promoción del disco de Críos. Ahí lo encontramos a Corbata, me acerqué y nos pusimos a charlar y le pregunté qué había pasado, por qué no fue a Tucumán por lo de la grabación y eso… Me contestó que cuando fue al aeropuerto no figuraba su nombre (Marcelo Corbalán) sino «Marcelo Gallardo» jajajajaj, como el técnico de River, y nos cagamos de risa. Al final me quedé con él, íbamos de un lado a otro y la gente le pedía fotos, entonces yo me quería hacer a un lado pero la gente me decía, “no, vos también”. ¡Se querían sacar fotos conmigo también!, yo no entendía nada jajajaja.

Después nos encontramos con la mamá y la hermana de Chizo (de La Renga) y le decía, “cuándo van a venir por la sala” y me miraba a mi también y decía “tienen que ir a la sala” y la hermana de Chizo pela una foto de Corbata cuando era chico en dicha sala para que se la autografíe, y también se sacaban fotos conmigo, en fin…

Corbata se sube a cantar con Minoría porque estaba invitado. Luego me encuentro con Rolo de nuevo y me dice “vamos nomás», me presenta al manager de Minoría y nos fuimos conversando. Luego de varias cuadras y chabón me pregunta “¿pero qué hacés acá con nosotros, por qué no te quedaste con Corbata?”, Rolo salta y le dice “No, déjame que te explique, él es el batéro de la banda que te comenté de Tucumán”, entonces el vago dice, “¿pero que vos no sos el batéro de Carajo?” JAJAJAJAJA Ahí me cayo la ficha de que todo el mundo me confundía con el batéro de Carajo jajajaj tanta buena onda, se sacaban fotos conmigo creyendo que era Vilanova, nos cargábamos de risa cuando les conté lo que había pasado.

Crios en vivo en Much Music 1999

Dario Mendoza

Edad: 34

Apodo: «Cuervo» me llaman algunos amigos cercanos (por Central Norte)

Instrumento: Guitarra

Banda Actual: Factor Común

Bandas que militó: Miklo Velka, Propio Orgullo, Drugos, 97’s, Bristol Boys

Gustos musicales: Drugos, 448, Sol Perpetuo, Extrema Voluntad, Eructo en Contramano, Tehom.

Anécdota

Habrá sido por el 2006. Nos salió una tocada con Factor en Aguilares junto con los vagos de Argento. La cuestión es que de vuelta, cuando todo terminó, nos quedamos sin colectivo, algunos de los Argentos se quedaron en Aguilares, pero «La Bruja», que en ese momento era violero de Argento, nos dijo que su camión estaba en Lules, entonces decidimos tomar un remis trucho hasta Lules para después ir en el camión hasta San Miguel.
Como éramos 5 (2 de Argento y 3 de Factor), el chofer nos dice:«muchachos si está la cana en la ruta, uno va tener que pasar para el baúl». La cuestión es que la cana si estaba en la ruta y fui yo el que tuvo que pasar al baúl jajajaja.

Recuerdo que mientras iba ahí adentro estaba muy nervioso por la situación, entonces decidí prender un pucho, pero cuando la luz del encendedor logró alumbrar un poco me di cuenta que a la par mía estaba el tubo de gas del auto, automáticamente apagué todo del cagazo que me dio jajajaja. Al final llegamos lo más bien en el mionca y cagándonos de risa con los cuentos de La Bruja jajaja

Factor Común » Nuestra Opcion»

Una Leyenda Viva – Marcelo Aguirre

Hace un par de años atrás me llegó la “historia” de un vago que fue como una leyenda en el rock tucumano. ¿Por qué digo esto?
Muchas veces me comentaron que este pierna fue uno de los primeros rockeros tucumanos en usar cresta, aros y tenía una escena del carajo, y que marcó a muchos músicos de la escena local. La banda donde tocaba se llamo “La Insignia de la Rosa Blanca”. La cuestión es que más tarde vi en Youtube un documental del rock tucumano que se llama “Una Parte Del Rock” y lo mencionaron ahí también. Pasa el tiempo y recibo un mensaje de Tunkila Marin (448, Boom Boom Kid, Tauser), y me dice:

“Alvarito, trata de ubicarlo a ‘Jabón’ y hacele un reportaje o trata de buscar material de él. Fue el primer cantante de La Insignia de la Rosa Blanca, era tremendo el loco, super carismático y con una imagen tremenda para aquella época; ¡los recitales de la Insignia con el eran impresionantes! Tenía unas crestas que para ese entonces daban miedo jajaja. ¡Tremendo revolucionario de aquella época!”.

Me dije “ponete las pilas y trata de contactarlo para TR”. Empecé a tirar lineas por todos lados y mi compañero Eduardo Marcé me pasa una captura del Facebook que decía Marcelo Aguirre, y me dice “Estoy casi seguro que es él”. Así fue que mandé una solicitud a ver que onda, sin saber ni siquiera si era la persona que buscaba. Pasaron unos días y nada. Entonces decidí escribirle un mensaje y su respuesta fue casi automática… y si ¡Era él! Nos pusimos a charlar toda la mañana por Messenger y me contó un fardo de cosas que me gustaría compartirlas a continuación:

Me interesa saber cómo comenzaste en la música, que escuchabas, cuáles fueron tus primeras influencias

– Mis comienzos haciendo música vinieron un poco tardíos. Crecí en un barrio cerca de Tafí Viejo donde realmente no había mucho de donde agarrarse. O sea que uno pegaba la oreja a cuanto sonara interesante, discordante, y tuviese un toque de rebelión. Creo que nuestra rebelión era una reacción a nuestro entorno, la falta de acceso, y el aislamiento en general, acompañado por la estructura social bastante reaccionaria de la época. En aquel entonces, Soda Stereo era una banda multitudinaria y creo que influyó a muchos en el sentido de abrir la puerta a sonoridades más oscuras. Otras bandas nacionales eran Sumo, La Sobrecarga, Fricción, Los Pillos, que tenían influencias muy marcadas del new wave y post punk inglés. Principalmente, mis mayores influencias en aquel entonces fueron The Cure, The Birthday Party, The Dead Kennedys, Dead Can Dance, Swans, Slayer, Voivod, o Celtic Frost, por nombrar sólo algunos.

Se me puso la piel de gallina al leer “Slayer”, mi banda favorita de todos los tiempos jajajajaj

– Imagínate el impacto cuando escuchamos esto en los 80’s por primera vez.

Pufff ni hablar…

– Otro ícono importante que me influyó mucho fue Jim Morrison de The Doors, Ian Curtis de Joy Division. También Siouxsie and the Banshees, o Public Image Limited y los Sex Pistols, The Exploited, la lista continúa..

¡Uuuuu tremendo! ¿Cómo te decidiste a agarrar el micrófono y expresar tu emociones?, ¿Y los integrantes, eran amigos de antes o se conocieron para formar la banda?

Mi ingreso a LIDLRB vino a través de una amiga en común, quién conocía a Timmi Aciar, y me llevó a ellos. Ella me escuchó cantar junto a amigos haciendo covers en guitarra acústica, y se imaginó que quizás mi deseo interno era hacerlo en serio, pero hasta aquel entonces yo no tenía experiencia real. La banda estaba en un proceso de formación en ese momento, donde la mayoría se conocía desde antes, de modo que yo llegué como un elemento alienígena jajajaja. A partir de allí, fue todo muy intuitivo, algo que continúa hasta el día de hoy.

¡Qué bueno escuchar eso! Es notable que el amor por la música lo llevas en las venas.
¿Hoy en día seguís en la música?

Por supuesto, hoy en día estoy activo con varios proyectos en Alemania (donde vivo desde hace 18 años) y Dinamarca.
Mi banda principal, Evil Spirit, la cual es un poco difícil de categorizar, tiene Doom Metal con influencias varias que van desde el Death Metal al rock progresivo más angular de los ’70.

¡¡Uuuuu!! Tengo que escuchar eso urgente, ¿cantás en alemán o inglés?

En Evil Spirit soy vocalista y baterista, además de componer junto al guitarrista la totalidad de la música. Las letras son todas en inglés.

Evil Spirit – Cauldron Messiah

¡Tremendo!
Me tenes que pasar eso cuanto antes jajajajaja
Son estilos que amo

Mi otra banda se llama Early Death. Allí sólo me ocupo de las voces. El estilo es claramente thrash con toques de death metal antiguo.

¿Old school?

Exacto.
Early Death todavía no tiene presencia en la web, acabamos de finalizar nuestro EP debut, que va a salir hacia fines de año. Después tengo otro proyecto llamado 30 Silver Coins. Hasta ahora sólo hemos editado un single con dos temas, uno de los cuales está en Youtube. En un estilo diferente, Dark Wave, más experimental, influido por bandas sonoras del cine de horror.

30 Silver Coins

Te quería contar, que aquí escuche hablar mucho de vos. Un amigo a quien admiro mucho, Tunkila Marín, me dijo que te vieron en vivo junto con su hermano Rolo, quedaron sorprendidos por tu escena, tu cresta y sobre todo por tu actitud en el escenario.

Si, me acuerdo que las actuaciones fueron muy intensas. Lo cual generó que el resto de la banda se sientan intimidadas jajajaja

¿Cómo fue lo de esa cresta llamativa que usabas ahí?

Bueno, era parte de generar una imagen y darle un toque excéntrico a la misma vez. Obviamente la gente en la calle se te reía en la cara jajajaja. Era muy, muy inusual para la época.

Jajajajaja seguro. Me parece algo genial e innovador para aquella época. ¿Fuiste el primero en hacer algo así aquí?

Quizás no el primero, pues había un pequeño circulo de gente en Tucumán con los cuales nos juntábamos a escuchar música, pero si, de hecho, eramos contados con los dedos de una mano. Eso le daba un cierto aire de romanticismo y de pertenecer a un círculo selecto.

Me contaron que te hacías la cresta con jabón y de ahí te quedó el apodo de «Jabón» en ese entonces ¿Es así?

Jajajajaja, exacto, cuando el gel no mantenía los pelos de punta, ¡el jabón era mucho más efectivo!

La Insignia de la Rosa Blanca – Love Missile (Sigue Sigue Sputnik cover)

Jajajajaja

En las fotos se puede apreciar el contraste con el resto de la banda jaja

¿Las letras de los temas las hacías vos? ¿Cómo era el proceso de composición?

Si, todas las letras de aquel período fueron escritas por mi. Me contaron que luego ellos continuaron con la banda y tocando esos temas también. Al menos de mi parte, la de las voces estaban basada en improvisar y luego escribir las letras en base a eso. Un proceso compositivo que continúo usando hoy en día.
Es una lástima que no se hicieron grabaciones de nuestros temas en aquella época. Mi paso por la banda fue casi fugaz y llegó a un punto donde me preguntaron si me quería ir, con lo cual pasó a la historia.

Te cuento que aquí quedaste como un tipo de leyenda, porque pocos sabían de tu vida después que te fuiste.
Nadie te volvió a ver ó saber de vos, algunos decían que estabas en Bs. As., otro en Alemania y otros pensaban que habías muerto jajajaj

Con mi partida de La Insignia se terminó un período para mi y muy poco más tarde me mudé a Bs As.
¡Es increíble escuchar lo que cuentas!. A mi me dio la impresión, en aquel entonces, que teníamos la posibilidad de generar un impacto; ya que en los pocos shows en vivo que hicimos, asistía una cantidad de público que crecía. Lamentablemente, mi presencia en la banda se tornó indeseable jajajaja, con lo cual no se pudo explotar dicho potencial.

La Insignia De La Rosa Blanca – Fragmento del Documental «Una Parte»

Gracias a un compañero, Eduardo Marcé logré contactarte
¿Te fuiste a Alemania a probar suerte, o por algún motivo en particular?

Cada vez que me mudé, fue simplemente en busca de nuevos horizontes para continuar haciendo música. A principios de los ’90 hacia Buenos Aires, y a fines de esa década hacia Alemania.

Se ve, con el pasar del tiempo, que dejaste tu huella en el rock tucumano; sin lugar a dudas y eso es muy valioso hoy en día. Inspiraste a muchos a agarrar su bandera y plantarla a su manera como vos lo hacías.

¡Increíble! Es una lástima que el poco material que tenía de la banda se fue perdiendo poco a poco, a medida que me fui mudando y cambiando de lugar. Pero si conseguís contactar a Mario Marquez o Timmi Aciar, ellos seguramente puedan ayudarte y tengan algo de la época en sus archivos.

Si seguro

Yo se los he solicitado, pero lamentablemente no tuve éxito jajaja. Ellos quizás prefieren olvidar esa etapa en la que yo estaba, así que suerte si consigues material de primera mano. Que dicho sea de paso, aquello que hacíamos era más que necesario en aquella época donde uno ponía en duda si lo que estaba haciendo era bueno o una cagada jajajaja

Evidentemente no fue ninguna cagada Jajajajaja

Este tipo de apoyo fue lo que me dio confianza a continuar, y aquí estamos, todavía en la lucha.

¡Bien! Como tiene que ser.
Estaría bueno que me cuentes alguna anécdota graciosa de aquella época

Me acuerdo que por muy poco tiempo me uní a una banda, Necrofilia, que existió por poquísimo tiempo. Necrofilia era más bien una banda de covers: V8, The Cult y cosas por el estilo. Nos invitaron a tocar un concierto en una especie de encuentro juvenil. Nuestros amigos vinieron y se armó un pogo violento, algo inusual para la época, lo cual nos costó que nos echaran del escenario a mitad de camino jajajajaja

Jajajajaja ¿por producir el pogo?

Si, exacto, por producir el pogo y porque la gente que atraíamos era obviamente gente de metal y punks de mal parir jajaj

¿Te acordás quiénes era tus compañeros en esa banda?

“El Cavernícola” era un baterista excepcional como ningún otro, quién también tocaba en La Mosca Verde. Ahora me cuesta acordarme los nombres del resto, ¡que desastrosa memoria tengo!
Toda esa gente no habrá escuchado de mis andares desde fines de los ’80 jajaja. Pero si, eramos un grupo bastante diverso, que se juntaba en la calle a embriagarse y hacer lío, eramos la carroña de la sociedad. Era algo bastante real, pero también nos juntábamos a intercambiar música, con lo cual había una circulación extraordinaria de cassettes que eran copias de copias de copias de copias jajajaja

Necrofilia – Fragmento Inédito del Documental «Una Parte»

 

Jajajajaja yo también hacía eso en los ’90
El rock sigue vivo aquí y todo fue gracias a esas semillitas que fueron dejando todos ustedes en aquel momento

Era la única forma, antes no existía internet. Hoy todo es mucho más fácil.
¿Pero el underground se mantiene vivo?

Hoy en día es más difícil producir cosas en la gente debido a tanta información que hay en internet, por eso se valora mucho lo que hicieron en aquel entonces.
¡SI! Se mantiene vivo, y con TucumanRock queremos dar difusión a los orígenes y mantener viva la llama del rock. Esa es nuestra meta

En el underground la gente tiene más criterio y son más fieles a lo que les gusta, pero si, es cierto que el impacto se hace más difícil porque ahora la gente tiene acceso a tanta información que está dispersa en internet.

Es muy bueno saber de vos y tus vivencias como músico tucumano que fuiste y sos. Mucha gente aquí se va alegrar a leer esta nota.

Muchas gracias Álvaro, me ha costado recordar un pedazo de mi historia, pero una historia que ha sido y es fundamental para sentar las bases de lo que es el presente.

Totalmente.

Estoy muy agradecido por prestarme algo de tu tiempo

Muchas gracias a vos por contactarme y por el espacio.
¡Abrazo y suerte con todo!

 

PD: Este tipo de cosas son las que alimenta mi alma y mi amor por la música, ojalá hayan disfrutado esta nota como lo hice yo.

 

Hasta la proxima viejas!!!!!
Alvaro de la Vega

Sergio Rosales

Edad: 45

Apodo: Gran Danés

Instrumento: Guitarra, Voz.

Banda Actual: Drugos,  Thunderstruck.

Bandas que militó: Druidas,  Fobia, Hellbros, Noctumbria, Cuervos.

Gustos musicales: Argento Tucma, Casandra, Factor Común, Onix, Eructo en Contramano, La Mosca Verde, esas son algunas…

Anécdota

La anécdota se trata de un festival llevado a cabo en Tafí Viejo, afines del año 1994. Era en el Club Villa Mitre, no recuerdo bien quien organizaba, pero creo que era a beneficio, ya que asistirían no solo rockeros, si nó también familias enteras.

Bueno, la cuestión era que las bandas invitadas, con bombos y platillos eramos Druidas, 448, Evil Tomb y Cave Ne Cadas. Recuerdo que nos pasaron a buscar en una Ford F-100, íbamos todos apilados en esa caja chupando a full sentados sobres los equipos y la bata. Varios caímos golpiao al evento….jajajaja eramos todos pendejos.

La cuestión es que empezaron a caer los coches, parece que eran los de la barra brava de Villa Mitre jajajaja, dijimos «acá nos hacen cagar», nos miraban de reojo, no entendían nada. Empezó a llegar gente grande con hijos, perros y todo… ¡hasta había una vieja cayó con la cata! ¡Mortal! El festival empezó como a las 7 de la tarde, teníamos cerca de cuarenta minutos cada banda, nosotros tocamos segundo (a esa hora estábamos con el flequillo volcao) y lo gracioso de todo era que había un presentador ataviado de traje y moño (??)…..jajajaja! Y cuando llego nuestro turno…

Nos presenta así:

«Y aquí, en esta noche familiar se presentan, después de una gran gira latinoamericana (?????!!!!), Druidaaasss… aplausos para estos musicoooss!!!»… Un hambre tenían esos músicos, ni pal chicle teniamos!!!

En esa formación estaban Oscar Lucero en guitarra y voz, Ricky Carabajal en bata y voz, y yo Sergio Rosales en bajo y voz (todos cantábamos….jaaa!), en ese momento yo tocaba el bajo (hasta que conseguimos bajista y pase a la viola).

Empezamos a tocar y ya nos dimos cuenta que el sonido andaba a cuerda. En aquella época no existían tipos que sepan manejar un sonido en recitales de rock, mucho menos existía un buen backline. La cuestión era que estábamos tocando de memoria….. No nos escuchábamos y yo estaba dao vuelta como media; bah, ¡todos estábamos puestos a decir verdad! Mucho vino Toro con gaseosa jajajaj

Estábamos tocando un tema propio, creo que era «El Madero», en alguna parte del tema, literalmente se me acabo el escenario, ¡me caí antarca! jajajajaj ¡No sabés como me sonó el lomo!… Estaba desparramao con el bajo en el piso jajajajaj. El escenario tenía casi dos metros de altura.  Se me pasó el pedalín del golpe jajajaja.

Por suerte no paso nada malo en esa bizarriada. La 448 cerró el evento ya tarde y «los organizadores» cumplieron con lo prometido, nos alimentaron…..Viera vó, ¡»los músicos que venían de giras latinoamericanas» haciendo fila india pa’ comer un panchito pelao a las doce de la noche!!

Teníamos más hambre que el Chavo jajajajaj

Druidas anunciando un recital en La Gaceta, año 1995

Daniel Sanger

Edad: 33 años

Apodo: Dan

Instrumento: Guitarra

Banda actual: ScarlightDeath or gloryLiver Hook.

Bandas que Milito: Abismal, Templarium, Harder, Children of the night, Voces del rock.

Gustos musicales: 448, Initial Gravity, Garage, Redd, Tricupa, Syderalus, Mr Jack, Deimos, Trilogía, D.E.C, Elvis Cochuelo, Priztik, Karma Sudaca, Nelwing, Pecadores, Patente, Evolución, Argento Tucma, Hook, Alcanfor Para Gorriones, Críos, Blanca Oscuridad, Insanity’s Crown, Release The Hell.

ANECDOTA:

En uno de los últimos shows de Templarium (mi anterior banda)  en el año 2003, tocamos en la semana del seminario mayor de San Miguel de Tucumán, era pleno invierno y nosotros tocando power metal a todo volumen en una iglesia jajajajaja. Fue una experiencia tremenda, sobre todo cuando termino el show y todos los futuros sacerdotes se tiraban las sillas plásticas y pogueaban como si fuera que estaban en el «Waken» jajajajaj, la frutilla del postre fue cuando un profesor (también sacerdote) subió al escenario y agarro el micrófono y dijo «chicos no se olviden que mañana a las 7 todos arriba para orar», se sintió un abucheo total y hasta algún insulto a la madre del profesor jajajajajaj. Mortal!

Templarium EP 2003

 

El Tierral De Las Piedras- Cave Ne Cadas

Tito, el Mocho y Pichichu en acción

Si hubo un reci que me quedo tatuado en el recuerdo fue el famoso «Tierral de las Piedras al 2100», esto debe haber sido en el año 1995. Me acuerdo que estábamos super pilas con mi primo «El Cabezón» para ir a ese reci, no tan solo porque era cerca de casa, si no porque no había muchos lugares donde organizar recitales, y por sobre todo por las «mesejantes» bandas que tocaban ese día.

Cuando me pasaron la dirección me pregunté ¿dónde pingo sera este reci? yo nací en barrio Ciudadela y lo conocía de punta a punta y no me cerraba; en ese domicilio no había ninguna clase de club o algo por el estilo para que se organice una cosa de tal magnitud. Resulto que se trataba de un taller de chapa y pintura a cielo abierto y piso de tierra jajajajaja bien under y bizarro.

El Negro, Pichichu y el Mocho thrasheando a full

Eran esas típicas noches de verano aptas para escabiar, con la temperatura ideal para una simple remera de Slayer. Llegamos y nos encontramos con «El Picudo» (un cumpa de la ENÉ) y con muchos amigos más, por momentos se percibía un alegre humo dulce en el ambiente, la gente estaba calentando motores con birras y fumanchando mientras sonaba Sabbath de fondo hasta que llegó la hora de arrancar. Los muchachos se subieron al escenario improvisado con tarimas de madera y se empezó a escuchar los primeros acordes de un tremendo tema llamado «Crueldad» y en ese mismo momento se armó un pogo de la puta madre, la tierra empezó a tomar altura, los vagos parecían milanesas recién rebosadas jajajaja. Se trataba de «Cave Ne Cadas».

El Mocho apoderándose del publico

¡Cómo sonaban estos vagos la puta madre! Seguido a esto «El Mocho» gritó…. ¡¡¡¡REFUSE RESIST!!!! Noooooo, se trataba de un tema de Sepultura, ¡¡¡cómo se prendía la gente, impresionante!!! Esta banda no te daba respiro, luego seguía el tema «Cave Ne Cadas», un bombazo y el tierral seguía a full. El pogo parecía una riña de gallos jajajajaja

En un momento nos tomamos un descanso y nos dimos cuenta que en el medio del pogo había un pierna que media 1.90 más o menos, en cuero y con una cara de loco de la mierda. De solo estar el vago se da la vuelta, nos encara mal con una cara de empingue 5 estrellas, se nos para al frente y lo señala al Cabezón (mi primo, el me mira con una cara de espanto como diciendo ¡ayudame culiao…!) y le dice…. ¡¡¡VOS!!! ¡¡¡VAMOS A TOMAR UNA CERVEZA!!! Juajajajaj nos cagamos en las patas, con el tiempo supimos que este personaje le decían «El Loco Funes», re piola el vago pero bien limao.

El Camboyano y su doble bombo infernal

La banda esa noche cerró con «Locomotora», un tema filoso y contundente. La presentación de la banda fue fantástica, tenían un repertorio asesino, daba la sensación de que estos músicos se entendían en el escenario como si fuesen hermanos. Esa misma noche también nos despeinaron el flequillo «Evil Tomb» y la «448« que siguieron con la avalancha de riffs y pogo.

Pichichu poseído….. jajajajaj

Esta es otra de las bandas que quedaron grabada en mi corazón y en este recital en especial fue cuando descargó toda su furia sin guardarse nada, una banda atractiva desde su puesta en escena hasta la vehemencia de sus temas. Al final esa noche nos fuimos caminando con el Picudo y el Cabezón hasta el aca flashando con C.N.C. y terminamos durmiendo en la vereda de mi vecina porque no queríamos llegar machao a casa y que mi vieja nos puteara jajajajajaj.

Ha pasado mucho tiempo desde aquel entonces y estos piernas siguen en contacto. Quién sabe… estaría bueno que volvieran a juntarse, no se si para grabar un disco, pero aunque sea para celebrar aquella marca imborrable que dejaron en mi corazón y en el rock Tucumano.

PD: Les dejo la única grabación que dejaron por si la quieren tener, en mi blog, CapotonFurioso

Hasta la próxima viejas!!!

Alvaro de la Vega

Oro En Polvo – Crios en Vivo Much Music 1999

Haciendo el post anterior de Críos tuve una premonición. ¿Por qué digo esto?… Porque la banda se reúne de nuevo en el escenario para tocar en vivo en los 25 años de Priztik, que se festejarán el 26 de Agosto en Robert Nesta junto a otras bandas. Cuando me enteré ¡no lo podía creer! jajajaja.

«Esta gente siguen en contacto como amigos, y quien te dice, con el tiempo TucumanRock logre unirlos en alguna tocada y puedan presentar de una vez por todas su disco. ¡EPA!»

Fue cuando compartí mi post con la banda cuando Matias Mesón me contó que Ariel Bellos tenía un VHS de Crios con una presentación en Much Music del año 99, dije ¡¡¡¡NNOOOO!!!! Ese video tiene que estar en TucumanRock. Me contacté con los chicos y les dije que me iba a encargar de la digitalización de ese material, fue así que nos juntamos a clavarnos unas milangas y chupar unas birras en «La Papelera» después de un ensayo de la banda para hacerme entrega de este valioso material, que para mi era «oro en polvo» jajajaja. Toda una ceremonia…

Crios llega a presentarse en Much Music gracias a que una vez, en una tocada con la 448 conocieron a la gente de 720 (una banda porteña de punk) que trajo consigo a un par de noteros de dicho canal. Estos le hicieron un reportaje a todas las bandas, incluso a Críos. Los noteros quedaron copados con la energía de la banda y fue así como entablaron contacto con el programa «El Aguante Federal» que pasaban los sábados casi todo el día y en donde tocaban una buena cantidad de bandas de distintos puntos del país.

Reportaje de Much Music en Tucuman

Me contaron un par de anécdotas que involucraban de lleno a Claudio «Tunquila» Marin (violero de la 448, quien iba a darles una mano con el sonido y la puesta en escena), una fue en el viaje de ida cuando en el fondo del bondi Tunquila activo el matafuego que estaba a mano provocando un humerio jajajaja y llamando la atención a la azafata, la cual se acerco a preguntarles que había pasado y los vagos ponían cara de «yonisio» jajajaj

Crios en vivo en Much Music – Incomprensión

Estando en el estudio los vagos estaban nerviosos no tan solo por esta importante tocada sino también porque Pedro Chaban (batero de la 448) les iba hacer el aguante con las cosas de la bata y no llegaba ni a palos, nervios a full… por suerte pudieron entablar una fraternal relación con otras bandas que se encontraban en el estudio y pudieron armar a tiempo su repertorio.

Crios en vivo en Much Music – Pain

En el viaje de vuelta, por razones de logística, algunos de ellos volvían parados… entre ellos el «ñorse» Tunquila, quien a la altura de Santiago del Estero escuchó desde afuera, cuando el bondi paro en una plaza, un tema de los Iracundos y se puso a cantar en voz alta y unas doñas que iban en el mismo viaje se coparon mal jajajaja y lo alentaban a que siga cantando y bailando, y Mr. Tunquila, ni lento ni perezoso se prendió a la joda a full jajajajaj bailando y cantando por el pasillo del colectivo jajajaja ¡¡¡¡tremendo!!!!

Que cago de risa de tan solo imaginármelo jajajaja, sin lugar a dudas esto fue una tremenda experiencia para la banda.

Hasta la próxima viejas.

Alvaro de la Vega

Tucumán en Cinta – Parte 3

Seguimos recordando algunas grabaciones del rock tucumano en esta última parte de las 3 que componen esta nota.

A mediados de los 90, y con la llegada del ADAT (un sistema de grabación digital en cassette de video SVHS) llegaría el Estudio Suono, donde se grabaron los demos de Lady Penélope, banda que luego se llamaría Los Chicles y también ellos registrarían ahí sus demos y primeros trabajos. En ese estudio luego grabarían El Cuervo, Poder Enano, DEC, y muchos más.

Gerardo Alderete, tecladista de varias bandas durante los 80, comenzó grabando pequeñas producciones en un grabador Tascam a cinta de 8 canales, que también sirvió para grabar el disco perdido (robado, en realidad) de Acertijo. Su próximo paso fue abrir en la planta alta de su casa familiar, los Estudios del Jardín, también con tecnología ADAT, primero en 16 canales y después saltando a 24.

 La Banda de Rock And Roll - Ruleta Rusa - 1992 - TucumanRock

Es en ese estudio (que sigue en la actualidad en el cuarto piso del Ente Cultural) donde se registraron algunas de las grabaciones clave en el primer lustro, como son los cassettes (copiados artesanalmente) de La Banda de Rock & Roll (Santiago Caminos, Luis Corvalán, Victor Fernández, Luis Gómez Salas, Franco Pinna y Chechi Bazzano) y El Negrex & Los Almirantes (Negrex Delgado, Gustavo Parrado, Javier Almirón y José Almirón). Sí, adivinaron, están descatalogados también, pero algunos archivos circulan por ahí.

Una Historia Diferente - Tucuman Rock - La Sesion - La Banda de Rock N Roll - Juez Dredd - 1994 - TucumanRock

Unos años después, en 1994 y en el mismo estudio se registraría lo que es el primer CD y la entrada al mundo digital de la escena rockera tucumana, aunque haya quedado olvidado. Se trata del compilado “Una Historia Diferente”, producido por una empresa de viajes estudiantiles, y que nucleó a Punta Persa (Marcelo Bertolino, José Fernández, Marcelo Ruffino, Gustavo Spindler y Rafa Vargas), La Sesión (Flavio Vazquez, René Darwich, Silvio Mercado, Gerardo Alderete, Cecilia Paliza y Hernán Soria), el entonces trío Juez Dredd (Raul Aybar, Pipa Ogayar y Daniel Amani), La Banda de Rock & Roll (ya sin Chechi Bazzano) y una suerte de canción institucional del rosarino Lalo de los Santos.

Tucuman Rock Compilado - La Insignia - Juez Dredd - Punta Persa - La Sesion - Peces Gordos - 1995 - TucumanRock

Un año después llegaría otro compilado, pero solo en cassette, llamado «Tucumán Rock», que incluiría a La Insignia (Fabián Cosiansi, Timmy Aciar, Willy Acosta, Mario Marquez y Darío Souza), Juez Dredd (sin Ogayar y con Bernardo Kutscher y Pancho Gonzalez), Punta Persa, La Sesión (Paliza, Vazquez, Alderete, Exequiel Frías y Fabián Falzone) y una de las primeras formaciones de Peces Gordos (Pablo Pacífico, Luis d’Orieux, Ricardo Abregú, Chechi Bazzano, Leo Vera y Ariel Ortega). Grabado en Estudios del Jardín, contiene 2 canciones de cada una de las bandas, quienes financiaron colectivamente la edición.

Para 1996 la cosa avanzaba y llegaría un punto fundamental: el primer disco de 448. También registrado en los Estudios del Jardín, es el primer CD de una banda de rock de Tucumán. Si para ese entonces, a 2 años de su debut, la banda (y su convocatoria) crecía show a show, a partir de ese disco pasaron los límites de la provincia y hasta del país.

Cerramos este repaso acá. 448 marca un quiebre en la época, y merece algunos informes más exhaustivos. Cambió la forma de producir, los lugares donde hacer shows, se abrió el juego a los shows en barrios, y el resto de las bandas se dieron cuenta que era posible editar un CD, algo difícil y desconocido en ese tiempo. Había un público (que siguió creciendo) que empezó a consumir música local e incluso a hacerla. Muchos CDs se editarían en los próximos años y en algún momento se irán comentando en esta página, así que dará para muchas notas más. Además, la cinta no sería necesaria, y nuevas tecnologías y formas de producción harían todo más accesible. Pero eso ya lo saben

Muchas historias resumidas en esta(s) nota(s) merecerán su propia post, o no, y seguro olvidamos demos o grabaciones, que ustedes pueden recordarnos. Porque TucumanRock.com somos todos.

448 - TucumanRock